LA SIERVA DE DIOS Barbora Žagarietė

Y SU AYUDA A LA GENTE

 Barbora agariet.jpeg

ÍNDICE

  1. Testimonios sobre la vida de Barbora Žagarietė.
  2. Tradición de culto a Barbora Žagarietė.
  3. Historia de los restos mortales de Barbora Žagarietė.
  4. Libro de registro de los milagros de Barbora Žagarietė.
  5. Proceso de beatificación – canonización.
  6. Fuentes principales.
  7. Trabajos científicos.
  8. Oraciones.
  9. Gracias de Dios brindadas por intercesión de su sierva Barbora Žagarietė.
  10. Enlaces.
  11. Mapas.

 

Testimonios sobre la vida de Barbora Žagarietė

Barbora Žagarietė (Barbora De Žagarė), Sierva de Dios conforme a investigaciones históricas, nació en la segunda década del siglo XVI caracterizándose por vivir heroicamente sus virtudes cristianas y murió conservando su amor al prójimo y a Dios. La colina dónde está edificada la iglesia de Žagarė la Antigua (lit. Senoji Žagarė) lleva su nombre.

Según la información que tenemos disponible, el primero que mencionó la identidad de la Virgen de Žagarė fue Antanas Tiškevičius, obispo de Samogitia (lit. Žemaitija) en el año 1755, en su informe para la Santa Sede. El escribió: "Creo es digno mencionar los restos mortales de una Virgen querida por Dios, que cobró fama por sus numerosos milagros. No ha quedado nadie que pueda saber el nombre u origen de esa doncella, sólo se ha aparecido en los sueños de algunas personas y les ha dicho que se llama Barbora".

Apenas unos cuantos años después de la muerte de Barbora, según relatos transmitido de boca en boca, un acontecimiento extraordinario dio lugar a que la gente comenzara a venerar a Barbora como intercesora ante Dios. Esto tiene relación con las invasiones militares de los suecos (en el año 1655). Atacaron la iglesia de Žagarė la Antigua y la quemaron totalmente incluyendo la cripta, con los restos mortales, de los que allí estaban enterrados. Entre las cenizas fue encontrado el cuerpo de Barbora ennegrecido pero sin estar quemado.

El obispo Antanas Tiškevičius, seguro de la autenticidad del acontecimiento extraordinario, en su informe a la Santa Sede del año 1755 mencionado anteriormente escribió: "… el cuerpo estaba intacto, el fuego no tocó ni quemó ninguna parte ni siquiera el cabello. El cuerpo incólume de la virtuosa doncella fue sacado de las cenizas y colocado de nuevo en el féretro como auténtico testimonio del poder de Dios y méritos de ella. Incluso ahora sigue estando incorrupto, sólo ennegrecido por el fuego". En el mismo documento el obispo de Samogitia (lit. Žemaitija), antes de escribir los ocho milagros sucedidos entre 1735-1748 por la intercesión de Barbora, indica: "Muchas personas desventuradas, o afligidas por enfermedades incurables buscan el amparo junto al féretro de la Virgen e inmediatamente experimentan su ayuda. El relato sería demasiado extenso si mencionara aunque sea solo sea superficialmente todas las enfermedades curadas por medio de la intercesión de la Virgen de Žagarė".

 

 Tradición de culto a Barbora Žagarietė

En 1711, después del traslado del cuerpo de Barbora a la cripta de la iglesia reconstruida de Žagarė la Antigua, empezó la veneración pública a la Doncella de Žagarė considerándola santa, una tradición que sigue en pie hasta el día de hoy.

En el año 1878, cuando Lituania sufrió la represión zarista de Rusia, los restos mortales de Barbora en la cripta de la iglesia de Žagarė Antigua, por orden del gobierno zarista, fueron emparedados. Pero el esfuerzo por debilitar de ese modo la fe de los fieles en la intercesión de Barbora ante Dios fue inútil. Sucedió todo lo contrario. 19 años más tarde en unas obras realizadas en la iglesia se encontró el cuerpo incólume de la Virgen y la veneración de Barbora se fortaleció aún más.

 

HistorIA DE LOS RESTOS MORTALES DE Barbora Žagarietė

Los restos de Barbora Žagarietė descansaban en un féretro de cristal puesto en el sótano de la iglesia bajo el altar mayor. En 1940, cuando la Unión Soviética ocupó Lituania sigió la agresión contra la veneración de Barbora Žagarietė. Esto fue especialmente notable en los años 1957-1963. Después de cerrarse la iglesia en 1963, el cuerpo de Barbora fue trasladado a un lugar desconocido. En el sótano de la iglesia actualmente está colocado un féretro simbólico y la Virgen se conmemora con una placa especial sobre la puerta.

Con fin de profundizar nuestros conocimientos sobre la vida de Barbora Žagarietė, se siguen realizando investigaciones en diversos archivos, se entrevista a la gente y se registran nuevos testimonios. Hasta el momento excavaciones arqueológicas no han ayudado a descubrir dónde está escondido el cuerpo de Barbora.

 LIBRO DE REGISTRO DE LOS MILAGROS DE BARBORA ŽAGARIETĖ

A mediados del siglo XVIII, después de 100 años de la primera mención oficial de Barbora, el día 7 de enero de 1860 el obispo Motiejus Valančius encargó a Silvestras Limaževičius, párroco de la iglesia de Žagarė la Antigua, registrar los milagros y las gracias recibidas de Dios atribuidas a la intercesión de Barbora. De ese modo se inició el libro de registro de los milagros de Barbora Žagarietė, en el cual se registraron 97 casos hasta el 14 de diciembre de 1940 aunque ningún suceso ha sido examinado canónicamente. Durante la época Soviética se pensaba que el libro de registro de los milagros de Barbora Žagarietė había desaparecido pero cuando Lituania recuperó la independencia en 1990, Boleslovas Babrauskas SJ, el párroco de la iglesia de San Pedro y Pablo de Žagarė, empezó a buscarlo y en 1994 lo encontró.

Durante la época soviética, la cual fue un periodo difícil para la iglesia de Lituania, el párroco de la iglesia era Don Francisco Scepavicius y fue él quien conservó el libro de registro de Barbora Žagarietė. Ese libro, sin duda alguna, certifica la fama de santidad (fama sanctitatis) de Barbora y los milagros realizados por su intercesión. Esta fama se ha preservado siempre a pesar de todos los tumultos políticos y las distintas ocupaciones del país en el transcurso de los años.

 

PROCESO DE BEATIFICACIÓN – CANONIZACIÓN

El 13 de mayo de 2005 la Santa Sede, respondió a la solicitud Nº 0376/04 hecha el 11 de noviembre de 2004 por Eugenijus Bartulis, obispo de Šiauliai, expresando que según las normas de la misma Congregación aprobadas el 7 de febrero de 1983 para los Obispos que introducen las causas de los santos, no había obstáculos para empezar el proceso de canonización de Barbora Žagarietė.

En base al permiso mencionado y teniendo en cuenta la solicitud de los fieles de la diócesis Šiauliai, el obispo Eugenijus Bartulis el día 24 de septiembre de 2005 dió solemne inicio al proceso de beatificación – canonización de Barbora Žagarietė.

Para llevar la causa como miembros del tribunal fueron nombradas las siguientes personas: como postulador – Don Saulius Matulis, dr. soc; como delegado de justicia – Don Egidijus Venckus, lic. teol; como defensor de justicia – Don Saulius Paliunas, lic. teol; y como notario – Don Tomás Kedusis, lic. teol.

 Fuentes principales

  1. Relationes Status Dioecesium in Magno Ducatu Lituaniae [Žemaičių vyskupo Antano Tiškevičiaus reliacija popiežiui Benediktui XIV 1755 m.], vol I. Dioeceses Vilnensis et Samogitiae, red. Paulius Rabikauskas SJ, Roma: Academiae Lituana Catholica Scientiarum, 1971, p. 366–368.
  2. Ištrauka iš 1755 m. vyskupo Antano Tiškevičiaus reliacijos nr. 713 popiežiui Benediktui XIV. Apie Dievo Tarnaitės Barboros Žagarietės užtarimu įvykusius stebuklus, iš lotynų kalbos vertė Stanislovas Poniškaitis, in: Šiaulių vyskupijos archyvo DTBŽbb fondas, orig.: Relationes Status Dioecesium in Magno Ducatu Lituaniae, vol. 1. Dioeceses Vilnensis et Samogitiae, Roma: Academiae Lituana Catholica Scientiarum, 1971, p. 366–368.
  3. Barboros Žagarietės užtarimu įvykusių stebuklų registracijos knyga [lenkų ir lietuvių kalba, stebuklai pradėti registruoti vysk. Motiejaus Valančiaus įsakymu 1860-01-07, baigti registruoti 1940-12-14], in: Šiaulių vyskupijos archyvo DTBŽbb fondas.
  4. Barboros Žagarietės užtarimu įvykusių stebuklų registracijos knyga, iš lenkų kalbos vertė Irena Katilienė, in: Lietuvių katalikų mokslo akademijos metraštis, Vilnius, 2000, t. 16, p. 454–523.
  5. 1876 m. liepos mėn. 9 d. Kauno vicegubernatoriaus Ryžkovo raštas Žemaičių vyskupui Aleksandrui Beresnevičiui, In: LVIA. F. 1671. Ap. 4. B.500. L. 6, 6v., 7.
  6. Paulius Guga, Biografijos: Barbora Žagarietė [savilaida, 1964], in: Šiaulių vyskupijos archyvo DTBŽbb fondas.
  7. Congregazione delle Cause Dei Santi, prot. nr. 2644 – 1 / 04, Romae, die 13 Maii A.D. 2005.
  8. Barboros Žagarietės užtarimu gautos Dievo malonės: per 2006–2008 metų mokslines ekspedicijas užrašyti atvejai, užrašė Rasa Račiūnaitė-Paužuolienė, in: Šiaulių vyskupijos archyvo DTBŽbb fondas.
  9. Sofija Lažinskaitė, [asmenis liudijimas], in: Šiaulių vyskupijos archyvo DTBŽbb fondas.

TRABAJOS CIENTÍFICOS

Paulauskas A. Nepaskelbta lietuvių tautos šventoji: Religijos mokslų bakalauro darbas, vad. dr. kan. A. Kajackas, Kaunas: Kauno tarpdiecezinė kunigų seminarija, Teologijos fakultetas, 1993, 36 p.

  1. Matulytė E. Barboros Žagarietės šventumo opinija ir garbinimas Žiemgaloje: Religijos mokslų bakalauro darbas, vad. dr. A. Motuzas, Kretinga: Šv. Antano religijos studijų institutas, 1998, 37 p.
  2. Margevičiūtė V. Barboros Žagarietės – XVII šimtmečio liaudies šventosios kulto istorija Lietuvoje: Istorijos mokslų bakalauro darbas, vad. vysk. dr. J. Boruta SJ, Vilnius: Vilniaus valstybinis universitetas, Istorijos fakultetas, Naujosios istorijos katedra, 1999, 38 p.
  3. Karoblytė E. Barboros Žagarietės užtarimu patirtos Dievo malonės: Religijos mokslų bakalauro darbas, vad. dr. A. Motuzas, Kretinga: Šv. Antano religijos studijų institutas, 2001, 33 p.
  4. Stupelytė J. Dievo tarnaitės Barboros Žagarietės šventumo garsas Lietuvoje: tradicijos ir dabartis: Magistro darbas, vad. dr. A. Motuzas, Vilnius: Vilniaus pedagoginis universitetas, Istorijos fakultetas, Katalikų tikybos katedra, 2007, 72 p.
  1. Mitrikas K. Žagarės bažnyčių istorija: Bakalauro baigiamasis darbas, vad. asist. dr. P. Spurgevičius, dr. L. Klimka, Vilnius: Vilniaus pedagoginis universitetas, Istorijos fakultetas, Visuotinės istorijos katedra, 2007, 43 p.
  1. Dyglys M. Dievas Tarnaitės Barboros Žagarietės gerbimo istorija Žiemgaloje: Magistro darbas, vad. vysk. dr. J. Boruta SJ, Telšiai: Telšių Vyskupo Vincento Borisevičiaus kunigų seminarija, 2008. 65 p.

ORACIONES

ORACIÓN PIDIENDO ELEVAR A LOS ALTARES    

LA SIERVA DE DIOS BARBORA ŽAGARIETĖ

IMPRIMATUR

Eugenijus Bartulis

Episcopus Siauliensis

Šiauliai, 14/12/2015

N°. D-023/15

                          

Dios de Amor, te pedimos de corazón que Barbora Žagarietė, sierva tuya que estando en vida inspirada por una fe profunda cuidó celosamente de los pobres, falleciendo joven y que por cuatrocientos años ha sido conocida por sus milagros y abundantes gracias, sea beatificada por la Iglesia. Que los favores recibidos por su intercesión inspiren a todos, y de modo especial a los cristianos jóvenes, a practicar la Fe verdadera y la confianza en Dios en medio de las pruebas del mundo de hoy. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amén.        

V. Barbora Žagarietė, sierva de Dios,      

R. ¡Ruega por nosotros!      

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.    

Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la ahora de nuestra muerte. Amén.    

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN ROGANDO SALUD POR MEDIO DE LA INTERCESIÓN DE BARBORA ŽAGARIETĖ, SIERVA DE DIOS

IMPRIMATUR

Eugenijus Bartulis

Episcopus Siauliensis

Šiauliai, 14/12/2015

N°. D-024/15

Jesús, que nos amas tanto, tu nos dices: "Además les digo que si dos de ustedes en la tierra se ponen de acuerdo sobre cualquier cosa que pidan, les será concedida por mi Padre que está en el cielo.Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos" (Mt 18, 19–20).

Señor mío, ruego la intercesión de Barbora Žagarietė, tu sierva par que si eso está conforme a tu voluntad y si eso es benéfico al cuerpo y alma de [decir los nombres de los enfermos], humildemente te ruego que devuelvas la salud a [decir los nombre de los enfermos].

"En ti, oh SEÑOR, me refugio; jamás sea yo avergonzado" (Salmos 31, 2).

Gracias de Dios brindadas por intercesión de su sierva Barbora Žagarietė

Observaciones:

1. Los milagros de Barbora Žagarietė se indican en base a las siguientes fuentes:

a) Extracto del informe-registro No. 713 de 1755 del obisbo Antanas Tiškevičius al papa Benedicto XIV sobre los milagros sucedidos por intercesión de la sierva de Dios Barbora Žagarietė, traducido del latín por Stanislovas Poniškaitis, in: Archivo del DTBŽbb (TBSDBŽ: Tribunal de beatificación de la sierva de Dios Barbora Žagarietė) de la diócesis de Šiauliai, orig: Relationes Status Dioecesium in Magno Ducatu Lituaniae, t. 1. Dioeceses Vilnensis et Samogitiae, Roma: Academiae Lituana Catholica Scientiarum, 1971, p. 366–368.

b) El libro de registro de los milagros sucedidos por intercesión de Barbora Žagarietė fue traducido del polaco al lituano por Irena Katlilienė, parte de los eventos posteriores fueron registrados en lituano, in: El anuario de la Academia de ciencias católica de Lituania, Vilnius, 2000, t. 16, p. 454-523.

c) Gracias de Dios brindadas por intercesión de Barbora Žagarietė: eventos sucedidos después de 1940, registrados en misiones científicas de los años 2006-2008, in: Archivo del DTBŽbb de la diócesis de Šiauliai.

d) Paulius Guga, Biografías: Barbora Žagarietė [autopublicación, 1964], in: Archivo del DTBŽbb de la diócesis de Šiauliai.

e) Sofija Lažinskaitė, [testimonio personal], in: Archivo del DTBŽbb de la diócesis de Šiauliai.

2. En base a las fuentes indicadas anteriormente (abreviando los eventos en el informe-registro de los mismos y posterior edición), las gracias de Dios otorgadas por intercesión de Barbora Žagarietė fueron clasificadas más adelante conforme al código internacional de enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de Salud (OMS), con fin de mostrar la gran variedad de las asistencias brindadas a la gente. Este sistema de códigos incluye enfermedades, diversos síntomas, estados patológicos, quejas, circunstancias sociales, causas de heridas externas y enfermedades (El sistema CIE-10-AM fue empezado a usar desde 1992). Los casos que no pueden ser clasificados conforme a este sistema fueron denominados "cotidianos".

3. Más adelante se presentan 116 (ciento dieciséis) casos tipológicamente principales, anotando sus características principales. Los números indicados entre paréntesis corresponden los números de asiento de las inscripciones correspondientes del documento fuente. En cursivo se anotan las características de las enfermedades atestiguadas y las fechas de registro de los milagros.

 

I PARTE

CASOS DE GRACIAS DE DIOS

SUCEDIDAS CONFORME AL INFORME-REGISTRO ENVIADA POR EL OBISPO ANTANAS TIŠKEVIČIUS AL PAPA

 

 

ANTANAS TIŠKEVIČIUS, OBISPO DE LOS SAMOGITIANOS

(reproducción del retrato pintado por A. Ivinskis en la ciudad de Varniai, Archivo visual digital del Museo de la diócesis de Samogitia)

Antanas Tiškevičius, hijo de Emanuel Vladislovas, marqués de Lohojsk y Berdychev, nació en el año 1700 en Lohojsk. Desde su juventud había decido ser sacerdote así que al llegar el momento se unió al clérigo. Antantas Tiškevičius fue canónigo de la ciudad de Vilnius. En 1744 trasladó el seminario sacerdotal de samogitia desde la ciudad de Kražiai a la ciudad de Varniai, capital de la diócesis de Samogitia. En 1752 convocó el sínodo de la diócesis de Samogitia en la ciudad de Varniai.

El obispo Antanas Tiškevičius continuó los pasos de su antecesor el obispo Jurgis Tiškevičius y apoyó en todo lo posible el pueblo Žemaičių Kalvarija (en español: Calvario de Samogitia) fundado por este. En 1750 construyó allí una nueva iglesia de madera y en 1762 trasladó desde la ciudad de Königsberg y enterró bajo su altar mayor los restos mortales del obispo Jurgis Tiškevičius (posteriormente dichos restos mortales fueron trasladados a Varniai). En 1744 el obispo Antanas Tiškevičius fue condecorado con la medalla del Águila Blanca y nombrado como miembro del Tribunal mayor. El obispo falleció en 1762 en la casa señorial de la diócesis en el pueblo de Alsėdžiai, siendo sepultado en la ciudad de Varniai.

Obtuvo su formación en la Academia de Vilnius donde recibió el título de doctor de filosofía y estudió por dos años teología. En 1715 fue consagrado como sacerdote. El 20 de juli ode 1739 fue nombrado como obispo titular de Mennitho y asistente del obispo de Kiev. El 16 de septiembre de 1740 fue trasladado al cargo de obispo de Samogitia. Al llegar a su diócesis visitó las distintas parroquias, fomentó la mejora del nivel formativo de los sacerdotes de su diócesis, organizándoles cursos de 3 meses en la ciudad de Varniai. Así mismo encargó a los monjes píos el cuidado de los estudiantes del seminario, preocupándose por fomentar la vocación sacerdotal entre los jóvenes; trasladó el seminario sacerdotal de Varniai a unos edificios de madera nuevos; introdujo un retiro espiritual de 7 días obligatorio tanto para estudiantes del seminario, como para los sacerdotes de la diócesis. También estableció en la ciudad de Varniai a los monjes de la hermandad de San Roque; autorizó la fundación de un convento de las hermanas Marianas; dividió a la diócesis en 10 decanatos; estableció el orden de los viajes de peregrinación de los creyentes de las distintas parroquias a las indulgencias mayores de los templos de Šiluva y el Žemaičių Kalvarija (en español: Calvario de Samogitia). En los días 4-6 de junio de 1752 convocó en la ciudad de Varniai el sínodo diocesano, cuyas resoluciones fueron impresas en Vilnius. Construyó una iglesia en el pueblo Žemaičių Kalvarija (en español: Calvario de Samogitia), construyó la casa de altaristas adjunta a la iglesia de Mosėdžiai. Repatrió desde Königsberg los restos mortales del obispo J. Tiškevičius y los sepultó en el sótano de la iglesia del pueblo Žemaičių Kalvarija (en español: Calvario de Samogitia). Realizó las siguientes publicaciones: "Krolewska droga do nieba albo žycie S. Kazimierza krolewica polskiego y W. Ks. L." (en 1752); "Synodus dioecesana Mednicensis seu Samogitiae" (en 1752) y la traducción del texto polaco "Pedelis miros saldžiausi medi kryžiaus Jezusa Pona" (en 1750) que le había sido dedicado.

Falleció el 31 de enero de 1762 en el pueblo de Alsėdžiai y fue sepultado en la cripta de los obispos de la Catedral de Varniai.

(Biografía en base al artículo: http://www.straipsniai.lt/zmones/informacija/Izymus_zmones/puslapis/5389)

 

El 11 de agosto de 1745 el obispo Antanas Tiškevičius consagró la iglesia del pueblo Senoji Žagarė (Žagarė la Antigua). Con dicha ocasión visitó y examinó los restos mortales incólumes de Barbora. Luego en 1755 escribió lo que había oído sobre Barobra Žagarietė en su informe-registro sobre la diócesis de Samogitia al papa Benedicto XIV. El obispo Antanas Tiškevičius le presentó a la Santa Sede ocho milagros sucedidos por intercesión de la sierva de Dios Barbora Žagarietė. Este documento interesó al profesor lituano Paulius Rabikauskas, SJ, el cual trabajaba en la Universidad Gregoriana de Roma, publicándolo en 1971.

EXTRACTO DEL INFORME-REGISTRO DEL OBISPO ANTANAS TIŠKEVIČIUS AL PAPA BENEDICTO XIV.

Pienso que es de mencionar los restos mortales de una doncella amada por Dios, que se ha vuelto famosa por muchos milagros. No queda nadie en vida que conozca el nombre y procedencia de esta doncella, solo que en sus apariciones en los sueños de algunas personas ha indicado que se llama Barbora. [...]

Pero el cuerpo de la inmaculada doncella que estaba incólume entre las cenizas de los demás muertos sin haber sido tocado por las llamas del fuego, ni siquiera en su cabello, fue sacado de las cenizas y nuevamente acostada respetuosamente en un ataúd como un verdadero testimonio del poder de Dios y los méritos de la doncella. Incluso ahora su cuerpo sigue preservado, solo algo ennegrecido. [...]

Muchas personas desgraciadas, así como personas afligidas por enfermedades incurables buscan refugio junto al ataúd de la doncella y reciben alivio inmediatamente. Esta relación de los hechos se extendería demasiado si hiciera siquiera un recuento breve de todas las aflicciones curadas...

(el obispo Antanas Tiškevičius).

 

F00-99. TRAsTORNOS PSIQUIáTRICOS Y DE COMPORTAMIENTO

 1. El 2 de junio de 1747, Marijona Karpovska, residente del pueblo de Ylakiai de la región de Skuodas, que había sido afligida por desfallecimientos (epilepsia), retardo mental (demencia) e inflamación del cuerpo visitó a la doncella en cumplimiento de los votos que dio para su sanación. Apenas cumplió dichos votos se sintió liberada de sus aflicciones (casibus epidemiae) y de el peso de la inflamación corporal. (Inscripción, No. 5).

2. 29 de junio de 1737. Elžbieta Strebulavič, residente de la parroquia de Tryškiai relató que su hija por seis meses había perdido la capacidad del habla. La mamá decidió llevar a su hija a Žagarė. Inmediatamente después de la decisión, la niña aunque con dificultad, empezó a hablar. Eso fue muy inesperado para todos. Después ambas visitaron el cuerpo de la doncella y la niña estando todavía en la iglesia y en presencia del párroco, empezó a hablar claramente y continuó haciéndolo desde entonces. (Inscripción No. 2).

 

G00-G99. ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO

 1. 2 de junio de 1748. Jonas Vitoromanovičius, un joven de una familia noble quien había sufrido parálisis de su lado derecho (de la cabeza y mano) y estaba recibiendo tratamiento tradicional. Ya que el padecimiento no se retiraba, el decidió acudir a la ayuda divina (divorum). Por cuatro semanas visitó los lugares a los que lo llevaba su preocupado corazón, pero nada cambiaba. Un vez en un sueño vio la iglesia de Žagarė en la que nunca había estado y como cuatro sacerdotes alzaban al cielo el ataúd con el cuerpo de la doncella y lo volvían a bajar. El joven en sus sueños sin tener la más mínima duda que esa era la doncella milagrosa, humildemente en su sueño beso la mano derecha de la doncella. Siguiendo profundamente dormido en su sueño se vio a si mismo curado completamente y al despertar se dio cuenta que esto pasó realmente. Considerando que su cura fue debida gracias a la doncella milagrosa (divae), decidió visitarla una vez al año por tres años consecutivos. El realizó dicho viaje a Žagarė una vez. Luego empezó a dudar si la recuperación de su salud fue debida a la intercesión de la doncella y dejó de cumplir su promesa. Una vez al estar sumido en sus dudas el volvió a sentir los agudos dolores de la renovación de la parálisis, la cual era mucho más fuerte que la primera. El joven empezó a llorar y resolvió cumplir su promesa hasta el final y se recuperó en un día. (Inscripción No. 8).

 H00-H59. ENFERMEDADES OCULARES Y SUS ANEXOS

1. 29 de junio de 1747. Barbora Rimšova, residente de la parroquia de Akmenė por un año padeció de un fuerte dolor ocular. Agotada por el dolor empezó a visitar distintos templos, sin ningún resultado. El plan de Dios era distinto. Luego en un sueño se le apareció la doncella de Žagarė y le dijo que la visite y encargue una misa, prometiéndole que su dolor desaparecería completamente. Apenas realizó la promesa en sus sueños, la testigo Barbora despertó de su sueño completamente curada. (Inscripción No. 6).

 Q00-Q99. MALFORMACIONES CONGÉNITAS, DEFORMACIONES Y ANOrMALIDADES CROMOSÓMICAS

 1. 25 de febrero de 1748. Barbora de apellido Rimkevičiova, residente de la parroquia de Rietavas, al buscar ayuda para su hijo Ignacio quien no podía caminar por contracción de tendones (nervis contractis) visitó por un año distintos lugares conocidos por sus milagros divinos. Al escuchar del cuerpo de la doncella de Žagarė, famosa por sus milagros y muy visitada por los peregrinos, llevó a su hijo y pronto vio como las piernas de su hijo se recuperaban y sus pasos empezaron a ser más fuertes (Inscripción No. 7).

2. 2 de julio de 1746 Kristina Vasilkova del distrito de Gardinas por tres años padeció de hidropesia. Se le hinchó todo el cuerpo. En una ocasión en que había recuperado un poco de fuerzas, pero sin haber la mínima reducción de la hinchazón, por recomendación de los sacerdotes decidió ir a visitar lugares sagrados. Mientras cumplía su promesa escuchó que en Žagarė hay un cuerpo de una doncella que es famoso por sus milagros. Inmediatamente salió de viaje hacia Žagarė que está a una distancia de 60 millas alemanas. Cuando ya estaba cerca de su destino y empezó a ver a lo lejos dos iglesias, le preguntó a su compañera cual de las dos era la que era conocida por los restos mortales de la doncella amada por Dios. Cuando la compañera le mostró que era la más pequeña y alejada, oró fuertemente por la ayuda de la doncella milagrosa. Inmediatamente empezó a sentir la recuperación de sus fuerzas y empezó a ir a un paso más fuerte. Al acercarse al ataúd ya estando dentro de la iglesia, empezó a sentir que la hinchazón se estaba reduciendo. Sintió como volvía su salud. (Inscripción No. 4).

 

Z00-Z99. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL eSTADO DE SALUD

1. El 8 de mayo de 1735 el vendedor de libros Mykolas Mačiulskis, bajo juramento testificó que por seis meses estuvo muy enfermo y no podía salir de la cama. Cuando ningún tratamiento logró ayudarle, repentinamente se acordó de Barbora, la doncella de Žagarė, hizo el voto de visitar su ataúd y encargar una Misa por la salud. Después de ello se curó y se levantó de su cama en plazo de tres días. (Inscripción No. 1).

2. 14 de marzo de 1746. Rožė, esposa de Kazimieras Narkevičius, residente de la parroquia de Žemaičių Kalvarijos (en español: Calvario Samogitiano) por una enfermedad muy peligrosa estuvo al borde de la muerte. Al ver que todos los esfuerzos humanos por sanar fracasaban, Rožė rogó a la doncella Barbora su ayuda. El mismo día sintió mejoría y se curó. Al poco tiempo visitó el cuerpo de su salvadora. (Inscripción No. 3).

II PARTE

  TESTIMONIOS DE GRACIAS DE DIOS

CONFORME AL LIBRO DE REGISTRO

EMPEZADO A LLEVAR POR EL OBISPO

MOTIEJUS VALANČIUS

(CASOS DE 1860 A 1940)

 Motiejus Valancius

 

MOTIEJUS VALANČIUS (1801–1875) – OBISPO DE SAMOGITIA, EDUCADOR, ESCRITOR, ORGANIZADOR DEL MOVIMIENTO POR LA SOBRIEDAD

Motiejus fue el cuarto hijo de Mykolas y Ona Valačius. Nació el 28 de febrero de 1801 en el pueblo de Nasrėnai, parroquia de Salantai, región de Telšiai. A principios del siglo XIX la familia de los Valančius se mudó a vivir al pueblo de Klausgalviai-Medsėdžiai. Motiejus estudió en el instituto bachiller dominicano de Žemaičių Kalvarijos (en español: Calvario de Samogitia) (1816-1821), posteriormente (1822-1824) en Varniai y en 1824-1828 estudió en el Seminario sacerdotal de Vilnius.

El 1 de septiembre de 1828 en la Catedral de Vilnius fue consagrado como sacerdote. Trabajó como capellán en los colegios de Mozyrius (actualmente Bielorrusia, área de Gomel) y Kražiai (1834-1840). Ejerció como profesor docente en las academias sacerdotales de Vilnius (1840-1842) y Petrapilis (1842-1844). Desde 1842 a 1850 fue rector del Seminario sacerdotal de Varniai. Y en el periodo de 1850 a 1875 fue obispo de la diócesis de Samogitia.

El padre falleció el 17 de mayo de 1875 y fue sepultado en la Catedral basílica primada de Kaunas.

En 25 años como obispo, M. Valančius consagro al sacerdocio 550 clérigos, otorgo el sacramento de confirmación a más de 700 mil niños, construyó 50 iglesias. Siendo obispo de Samogitia fundó colegios parroquiales lituanos, bibliotecas y librerías. Organizó un movimiento por la sobriedad, gracias al cual en Lituania en plazo de dos años se consumió 8 veces menos vodka.

En el periodo de prohibición de la prensa lituana (1864-1904) organizó y dirigió la actividad de los traficantes de libros.

M. Valančius escribió aproximadamente 50 libros, de los cuales los más importantes son: "Žemaičių Vyskupystė" (en español: Obispado de Samogitia) (dos tomos), "Kantyczkos", "Palangos Juzė" (en esp.: Juze de Palanga), "Antano Tretininko pasakojimai" (en esp.: Relatos de Antanas Terciario), "Vaikų knygelė" (en esp.: Libro de los niños), "Paaugusių žmonių knygelė" (en esp.: Libro para gente mayor) y otros.

M. Valančius – es un pionero de de la prosa de la literatura lituana, un famoso escritor de libros didácticos.

(Biografía en base a: http://samogitia.mch.mii.lt/mpkelias/ASMENYS/valancius.lt.htm)

LIBRO DE REGISTRO DE MILAGROS SUCEDIDOS POR INTERCESIÓN DE BARBORA ŽAGARIETĖ[1]

Desde mucho tiempo atrás los restos mortales de Barbora en Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) son famosos por sus milagros, pero si no son registrados las historias con el tiempo se van alterando y pronto se convierten en poco confiables. Para que esto no suceda y la memoria de los milagros sea preservada para tiempos futuros cuando Dios tal vez quiera que esos restos morales reciban devoción pública, te encomendamos a tí, párroco nuestro amado en Cristo que registres en este libro en polaco todos los sucesos milagrosos que hayan sucedido, o sucedan junto al sepulcro de la doncella Barbora anteriormente mencionada. Para registrar los eventos hay que interrogar testigos de confianza, de buena moral y con temor a Dios, y que tengan lo suficientemente claras las circunstancias de los milagros para que en caso de necesidad puedan bajo gravedad de juramento dar testimonio de los hechos si las autoridades religiosas deciden que esto es necesario.

(Motiejus Valančius, obispo de Samogitia, Varniai 1860)

A00-B99. ALGUNAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS Y PARASITARIAS

1. 26 de junio de 1860. Barbora Kanvovska, residente del pueblo de Endriejavas, región de Raseiniai, quien por 28 años ha padecido de Fiebre amarilla sin que ningún medicamento pudiera ayudarla. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, la fiebre amarilla abandonó inmediatamente su cuerpo (Inscripción No. 17).

2. 29 de agosto de 1862. Marijona Maciejauskienė del pueblo de Kalvarijos, región de Šiauliai, debajo de su corazón tiene un absceso doloroso. Ya que no hay cura específica contra los abscesos, ella probaba todo tipo de sugerencias de la gente para reducir el dolor, pero nunca logró ninguna mejora. Así sufrió por cinco años. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora el absceso se rompió inmediatamente. (Inscripción No. 30.)

3. 16 de mayo de 1864. Antanina Šimaitienė del pueblo de Klaišiai, parroquia de Židikai, región de Telšiai, por tres años sufrió por abscesos en las piernas y podía caminar únicamente con muletas. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, sepultada en los sótanos de la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) y famosa en tierras lejanas por sus milagros, sintió una mejoría inmediata y en plazo de un año paulatinamente se curó completamente (Inscripción No. 32).

4. 10 de junio de 1871. Agnietė Jaraminienė, residente de Sarakai, parroquia de Gadunavas, región de Telšiai relató dos eventos. Marcijona Petkevičiūtė sufre de un absceso en la parte baja de la espalda muy doloroso y que en 3 meses ha sido imposible de curar por los médicos, por lo cual ha estado sufriendo, casi agonizando sin mejora alguna. Después de hacer votos por su sanación con la beata Barbora desapareció la debilidad y el absceso se curó incluso sin haberse roto, dejando la mujer sana. Otro caso: Domicelė Viršilienė estaba paralizada completamente sin fuerzas y no podía levantarse de la cama por 2 meses, tenía el cuerpo completamente hinchado. Después de su promesa a la beata Barbora inmediatamente se sintió mejor, la hinchazón se redujo, empezó a controlar sus articulaciones y se curó completamente (Inscripción No. 66).

5. 6 de junio de 1870. Onai Žakaitė del pueblo de Viekšniai, región de Šiauliai tenía mucho dolor en los senos. Ella decía que es una erisipela que se le está formando por un susto. Por ocho meses sufrió de dolor insoportable con una debilidad extrema. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora el dolor en los senos se pasó a las piernas, en las cuales aparecieron abscesos, luego se abrieron heridas de las cuales salió el líquido purulento, después de lo cual el dolor cesó y las heridas sanaron quedando ella completamente sana. (Inscripción No. 56).

6. 29 de junio de 1939. Onai Navagreckienė del pueblo de Venciškiai, parroquia de Akmenė, quien alimentaba de pecho un niño recién nacido, a finales junio, comienzos de julio de 1933 le surgió un absceso y posteriormente grandes heridas sobre ambos senos. Acudió a dos médicos distintos, uno en el hospital de Akmenė y otro en el hospital de Mažeikiai. Ellos le dijeron que lo único que le puede ayudar es una cirugía. El 29 de junio de 1934 Ona visitó la tumba de Barbora en Žagarė y sintió un alivio, curándose completamente en unos cuantos días. Pero en agosto de 1936 la enfermedad reincidió. Jonas Navagreckis, esposo de la mujer decidió que la recaída sucedió porque no se informó a la iglesia de la curación. Arrodillado en la iglesia de Žagarė el le rogó a Barbora que cure a su esposa prometiéndole orar un "Santa María" por tres tardes consecutivas con dicho propósito. La esposa se curó a finales de diciembre de 1938. (Inscripción No. 96).

C00-D48. TUMORES

1. 27 de mayo de 1870. Tomas Lakštas del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai, gobernación de Kaunas, desde la niñez sufría esporádicamente de dolor en las glándulas submandibulares y asfixia casi mortal. Los ataques duraban de dos a tres semanas de a dos a tres veces al año todos los años en los últimos diez años. Nunca acudió a los médicos y combatía el dolor con medicamentos caseros, pero nunca pudo eliminarlos. Un mendigo alguna vez le sugirió hacer votos por su sanación a la beata Barbora. Tomas viajó a Žagarė y con un mechón de cabello de Barbora frotó los tumores y glándulas en el cuello y la parte inferior de la mandíbula. Desde ese día no volvió a padecer ni de los crecimientos tumorales, ni de la asfixia mortal. (Inscripción No. 51).

2. 29 de mayo de 1872. Konstantinas Stulginskis, un noble de la región de Šiauliai, hijo de Jokūbas, procediente del distrito municipal de Babališkės, parroquia de Kurtuvėnai, desde su niñez de sus padres Jokūbas y Kotryna y sus familiares de la rama de los Matusevičius Stulginskis, había escuchado historias de milagros vividos por ellos mismos u otras personas gracias a la intercesión de Barbora de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la antigua). Incluso el mismo a vivido un milagro: "1) En el periodo de 1865 a 1869 padecí una enfermedad que los doctores denominaban a veces cáncer, a veces algún otro nombre terrible. Gracias a la voluntad del Médico Supremo y la intercesión de Barbora, sin ayuda de los doctores encontré un medicamento efectivo gracias a los cuales logré curarme; 2) En julio de 1863 y 3) el 14 de junio de 1871 el día que se celebró una Santa Misa en la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) era un momento crítico de peligro para mi honor y mis intereses por los esfuerzos de gente que me deseaba el mal, pero ese mismo día que el gobierno tomo una decisión muy favorable sin ninguna ayuda de la gente y sin mis propios esfuerzos, únicamente gracias a la actuación de Juez Supremo por intercesión y ayuda de Barbora. Así mismo he sentido su ayuda en otros asuntos en mi hogar, por lo tanto con plena fe y un corazón abierto ruego ayuda de Dios por medio de la intercesión de Barbora y siempre vivo una milagrosa salvación, recibo un consejo, o ayuda" (Inscripción No. 68).

3. 23 de junio de 1876. A Petras Šemeta de la parroquia de Žemalė, región de Telšiai, granja de Lėlaičiai en plazo de tres meses en la cara le creció un tumor. Los médicos le dijeron que eso era cáncer y lo asustaron explicándole que era intratable. Viendo que el poder y ciencia humanos no lograrán curarlo, Petras pidió ayuda a Dios por medio de la intercesión de Barbora, rogando el perdón de sus pecados y su misericordia. Desde ese momento empezó a mejorar. Quedó completamente curado en tres semanas. (Inscripción No. 83).

D50-D89. ENFERMEDADES DE LA SANGRE Y DE LOS ÓRGANOS HEMATOPOYÉTICOS Y OTROS TRASTORNOS QUE AFECTAN EL MECANISMO DE LA INMUNIDAD

 1. 12 de julio de 1874. Marcijona Stripinaitytė del pueblo de Petrikai, parroquia de Ylakiai, región de Telšiai, por nueve años ha sido afligida de sangrado del labio y de la nariz y su cuerpo estaba lleno de heridas dolorosas. Siendo pobre solo había tratado sus padecimientos con medicamentos caseros. La enfermedad en ese tiempo la debilitó hasta incluso casos de pérdida de conocimiento. Alguna vez en sus sueños un viejito le sugirió acudir a la beata Barbora Žagarietė para que interceda por ella ante Dios con fin de que se cure. Ella le hizo caso y sintió una mejoría inmediata. Paulatinamente recobró sus fuerzas, dejó de sangrar, sanaron las heridas. Quedaron solo los dolores internos que eran distintos a los que tenía antes. Ella viajó a Žagarė para alabar al Altísimo y junto al ataúd de la beata Barbora agradecerle por su milagrosa sanación. (Inscripción No. 81).

 F00-F99. TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS Y DE COMPORTAMIENTO

 1. 6 de junio de 1870. Ona Bazarienė del caserío de Stagintrakis, parroquia de Lioliai, región de Raseiniai, padecía de ansiedad, miedo y llegaba a tal confusión mental que tocaba amarrarla porque rompía en pedazos todo lo que podía alcanzar con sus manos, incluida su propia roba, arrancando su cabello, golpeaba a los niños tirándolos al suelo. Esto continuó por diez meses. Sus familiares desesperados decidieron hacer votos por su sanación a Barbora Žagarietė. Después de esto la mujer recuperó su raciocinio y sanó completamente. (Inscripción No. 57).

G00-G99. ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO

1. 26 de junio de 1856. Barbora Paltakaite de la parroquia de Vaiguva, región de Šiauliai sufría de agarrotamiento de la pierna. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora sintió alivio y logró viajar a Žagarė para cumplir su promesa. (Inscripción No. 3).

2. 25 de mayo de 1859. Cecilija Nugarienė del pueblo de Kalvarijos estuvo paralizada por ocho años. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, el estado de la mujer empezó a mejorar hasta que sanó completamente. (Inscripción No. 6).

3. 25 de julio de 1859. Petronėlė Alseikaitė del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai sufría de agarrotamiento de pierna y era enfermiza. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, conocida por sus milagros, pronto empezó a caminar sin muletas, como si nunca las hubiera necesitado. (Inscripción No. 8).

4. 20 de agosto de 1859. Agota Bartkienė del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai, padecía de un fuerte dolor de cabeza que la llevaba incluso a la locura. Después de hacer votos por su sanación a Barbora en Žagarė quedó curada en corto tiempo. (Inscripción No. 12).

5. 26 de junio de 1860. Monika Žemgulytė del pueblo y parroquia de Endriejavas, región de Raseiniai, sufría de agarrotamiento de las piernas y padecía de mucho dolor, llevando tres años que no podía caminar sin muletas. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora quedó inmediatamente curada. Luego viajó a Žagarė para dar honesto testimonio de esto. (Inscripción No. 14).

6. 16 de junio de 1861. Magdalena Žoberiene del pueblo de Vaiguva, región de Šiauliai, sufría de agarrotamiento de pierna y por medio año no encontró cura alguna por medio de la medicina. Después de hacer votos por su sanación a Barbora tuvo una mejoría inmediata. (Inscripción No. 21).

7. 28 de julio de 1862. Petronėlė Alseikaitė de la parroquia de Kalvarijos, región de Telšiai por cuatro meses padeció de un dolor de cabeza intolerable después del cual sufría de gran debilidad. Los médicos le decían que la medicina no tiene forma de ayudarle y tendría que morir. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, sepultada en el sótano de la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), su salud tuvo una gran mejoría y después de cuatro semanas ya podía soportar el viaje de quince millas para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 26).

8. 28 de julio de 1862. Domicėlė Alseikaitė de la parroquia y pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai, por muchos años había sufrido de epilepsia y era casi ciega en uno de sus ojos. Después de hacer votos por su sanación a Barbora sintió un debilitamiento de sus ataques y empezó a ver mejor con su ojo débil. (Inscripción No. 27).

9. 26 de mayo de 1865. Uršulė Aleknaitė de la parroquia de Seda, región de Telšiai, pueblo de Dimgaliai, padecía de agarrotamiento de la pierna y brazo derechos. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, empezó una mejoría inmediata, y su pierna se relajó tanto que pudo venir por si misma a Žagarė para rezar. Su mano ha seguido estando agarrotada. (Inscripción No. 35).

10. 7 de mayo de 1869. Ona Vyšniauskienė (de 65 años) del pueblo de Kretigna, hija de Antanas y Marijona, nacida en la parroquia de Kartena, región de Telšiai, gobernación de Kaunas, empezó súbitamente a sufrir de dolor insoportable de la cabeza y la cara. Visitó varios lugares famosos por sus milagros, pero nada logró ayudarle. El dolor hizo que su cara se torciera y siguiera así por cinco semanas. Una noche en sus sueños se le apareció una mujer que decía: "Si quieres curarte conságrate a Barbora en Žagarė", a lo que ella contestó "es muy difícil en mi estado de debilidad y teniendo en cuenta la distancia", pero la desconocida le repitió obstinadamente que "puedes quedar curada, mientras todavía tienes tiempo". Esto sucedió inmediatamente después de año nuevo. Al despertar Ona se sentía completamente sana, no le dolía la cabeza, la cara se le relajó, incluso pudo volver a caminar como antes. Estos cambios sorprendieron a todas las personas que fueron testigos del suceso. (Inscripción No. 44).

11. El 7 de septiembre de 1869. Justinas , hijo de Juozapota Landsbergienė, una viuda de Riga, quien por ocho años padeció de epilepsia, o enfermedad de San Vito, hizo todo lo posible para sanarse de esa enfermedad, pero sin ninguna mejoría. Se le había dicho que esa enfermedad es incurable. Alguien le sugirió solicitar ayuda de la beata Barbora, famosa por sus milagros. La mamá inmediatamente prometió visitar su tumba y orar. Después de esto su hijo Justinas empezó a sanar inmediatamente. La enfermedad no volvió más. Este milagro fue contado por Juozapota Lansbergienė en la casa parroquial del pueblo Naujoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Nueva) en la fiesta de la hermandad, cuando llegó a Žagarė para agradecer por segunda vez a Dios por la cura milagrosa de su hijo por medio de la intercesión de Barbora. (Inscripción No. 47).

12. 5 de junio de 1870. Jonas Mileška de la parroquia de Tryškiai, pueblo de Birbiliškės, región de Šiauliai, quien por un año estuvo enfermo de epilepsia, había recibido confirmación de los médicos que su enfermedad es incurable. Después de hacer votos por su sanación a Barbora empezó a sentirse mucho mejor y se curó completamente. (Inscripción No. 52).

13. 6 de junio del año de nuestro señor 1870. Barbora Vanagaitė del pueblo de Kėdainiai, región de Raseiniai estaba cubierta en sus manos, pies y cara de heridas y tenía paralizado el lado derecho de su cuerpo. Este estado lo padeció por aproximadamente dos años, padeciendo una gran debilidad. Uso diversos tipos de medicamentos recetados por los médicos, pero las heridas en dichas partes del cuerpo no sanaban y ella no podía mover las articulaciones paralizadas. Por sugerencia de alguien hizo votos por su sanación a Barbora. Después de ello rápidamente empezó a sentirse mejor, recuperó movilidad en sus articulaciones, desapareció la extrema debilidad. (Inscripción No. 53).

14. 6 de junio de 1870. Elžbieta Valciene del pueblo de Naikiai, parroquia de Viekšniai, región de Šiauliai, después de un susto empezó a padecer de temblor en las manos. Sufrió de esto por seis meses, pero los medicamentos caseros y homeopáticos que usó no tuvo ningún efecto. Trató de hacer votos por su sanación en distintos lugares milagrosos sin resultado. Después de hacer votos por su sanación a Barbora el temblor cesó inmediatamente y no volvió a repetirse. (Inscripción No. 55).

15. 30 de mayo de 1873. Uršulė Šukiūtė, hija de Vincentas y Marijona del pueblo de Juodeikiai, región de Šiauliai, súbitamente empezó a sufrir de dolor de cabeza, debilidad en el corazón, todo el tiempo padecía de falta de aire. La mamá rogaba a Dios por intercesión de Barbora que cure su hija. Un día al despertar la hija le dijo a su mamá: "vamos mamá". Esta le preguntó: "¿donde?" y la hija le contestó: "a Žagarė". Al preguntarle porqué tienen que ir allá, la hija le dijo: "alguien me dijo que estaré curada antes del domingo". Desde ese milagroso instante Uršulė empezó a sentirse mejor hasta que se curó completamente. (Inscripción No. 73).

16. 14 de junio de 1873. Uršule Gutinaitiene del pueblo de Pagramantis, región de Raseiniai, Gobernación de Kaunas, por cuatro meses sufrió de agarrotamiento de las piernas. Las drogas de los médicos no lograban ayudarle. Después de hacer votos por su sanación a la milagrosa Barbora de Žagarė, la tercer día sintió una mejoría y después con el tiempo sanó completamente. (Inscripción No. 75).

H00-H59. ENFERMEDADES OCULARES Y SUS ANEXOS

 1. 16 de junio de 1857. Emilija Eigvilaite de la localidad de Jogeliškės, parroquia de Salantai, región de Telšiai, por varios meses padeció de gran dolor ocular y por esta razón tenía una mala visión. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, el dolor desapareció inmediatamente, al igual que la viciosa y peligrosa enfermedad ocular y terminando la ceguera. (Inscripción No. 4).

2. 12 de junio de 1859. Domicėlė Ulbaitė, residente de la parroquia de Alsėdžiai, región de Telšiai, ya muchos años, prácticamente desde su nacimiento ha sufrido de los ojos y ninguna sugerencia de tratamiento le ha ayudado. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, se curó inmediatamente. (Inscripción No. 7).

3. 27 de julio de 1859. Petronėlė Čekauskienė, residente del pueblo de Gegrėnai, región de Telšiai por siete años ha padecido de algún tipo de enfermedad ocular. Ninguna sugerencia médica fue capaz de ayudarle, el pronóstico de la enfermedad era ceguera permanente. Llegó al punto de no poder ver ni siquiera el camino bajo sus pies. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, famosa por sus milagros, su vista empezó a mejorar tan rápidamente que la mjer pudo venir por si misma y sin acompañante a Žagarė para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 9).

4. 12 de mayo de 1860. Feliksas Novickis un nombre del pueblo de Šliupčiai, parroquia de Kuršėnai, región de Šiauliai se le taparon los ojos en forma incurable. En un sueño un viejito le sugirió visitar a la beata Barbora, famosa por sus milagros, quien yace en los sótanos de la iglesia del pueblo Senoji Žagarė. Según el viejito entonces el recuperaría la vista. El nombre dio la promesa de hacerlo e inmediatamente se curó, viajando luego a Žagarė para cumplir su promesa. (Inscripción No. 13).

5. 27 de mayo de 1861. Ona Majevska y Agnietė Každailaitė del pueblo de Alsėdžiai, región de Telšiai declararon que ellas levaban mucho tiempo padeciendo de sus ojos. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, sus ojos dejaron de doler. (Inscripción No. 20).

6. 29 de agosto de 1862. Marcijona Jankauskienė, residente del pueblo de Lieplaukė, región de Telšiai, por un plazo de un año se estuvo quejando de dolor ocular y un dolor intolerable de la cabeza que ningún medicamento pudo curar. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros y sepultada en los sótanos de la iglesia del pueblo Senoji Žagarė, Marcijona sintió una mejoría inmediata. (Inscripción No. 29).

7. 18 de octubre de 1867. Antanas Soroka, noble de la casa señorial de Pagedočiai de la parroquia y región de Raseiniai por un periodo de cuatro años estuvo casi ciego. Después de hacer votos por su sanación a Barbora sintió una mejoría inmediata y después de cuatro meses con los ojos casi sanos viajó a Žagarė a cumplir su promesa sagrada de honrar los restos mortales de Barbora y agradecerle a Dios por hacer milagros por medio de sus santos. (Inscripción No. 38).

8. 29 de mayo de 1868. Elžbieta Kondrotaitė de la parroquia de Veiviržėnai, región de Telšiai, sufrió por casi un año de un gran dolor ocular y dolor de las articulaciones de las piernas. Por mucho tiempo usó los medicamentos recetados por los médicos sin mejoría alguna. Después de hacer votos por su sanación a Barbora su salud empezó a mejorar paulatinamente. En tres meses sus ojos se curaron casi totalmente y el dolor se calmó tanto que pudo cumplir con su promesa. (Inscripción No. 41).

9. 21 de septiembre de 1868. Magdalena Rūkštelienė, una viuda del pueblo y parroquia de Girkalnis, región de Raseiniai, estuvo ciega por dos años. Ningún remedio casero pudo ayudarla. Hacia el final del segundo año hizo votos por su sanación a la beata Barbora. Su capacidad visual mejoró inmediatamente. (Inscripción No. 42).

10. 21 de septiembre de 1868. Petronėlė Giedraitytė del pueblo y parroquia de Girkalnis, región de Raseiniai, por más de dos años padeció de dolor ocular. Además en el cuello le salió un tumor o absceso. Esta doble dolencia la hacía sufrir de dolores insoportables día y noche. Ni los remedios caseros, ni los recetados por los médicos le pudieron ayudar. Alguien le sugirió hacer votos por su sanación a la beata Barbora. Después de esto inmediatamente sintió mejoría en sus ojos y el absceso se rompió. La mujer sanó casi completamente. (Inscripción No. 43).

11. 18 de julio de 1869. Kunigunda Baranauskienė de la ciudad de Varniai, región de Telšiai en un incendio se le quemaron los ojos. No había ninguna esperanza que los médicos pudieran sanarla. Al ver los ojos de Kunigunda, la gente hablaba: "Solo un milagro podría sanarla". Eso fue lo que pasó. Los medicamentos que usó por tres meses no le ayudaron. Después de que todos los esfuerzos humanos no dieran ningún resultado, decidió acudir a Dios. Se acordó de Barbora en Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), de cuyos milagros había oído muchas veces desde su niñez y quiso verla. Después de estos pensamientos prometió: "Si pronto se me curan los ojos, visitaré su tumba y cumpliré con mi voto". Inmediatamente sintió una mejoría y gradualmente en seis semanas empezó a ver, como si se hubiera caído una sábana de sus ojos. Su sanación se dio a sorpresa de todos los que conocían de su desgracia. Posteriormente ella cumplió su promesa. (Inscripción No. 46).

12. 5 de junio de 1870. Teodora Malonjenkaitė del pueblo de Viekšniai, región de Šiauliai, sufría un dolor ocular inhumano. Por cuatro años tuvo los ojos casi completamente opacos. Ni los medicamentos caseros, ni los recetados por los médicos tuvieron ningún efecto. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, el dolor empezó a calmarse, desapareció la opacidad en los ojos y ella otra vez empezó a ver bien. (Inscripción No. 54).

13. 6 de junio de 1870. Rozalija Mickute del pueblo de Joniškėlis, región de Šiauliai, sufría de dolor ocular. Tenía los ojos tan inflamados, que podía caminar únicamente con ayuda de terceros. Esto continuó por medio año. Después de hacer votos por su sanación a Barbora sintió una mejoría inmediata y pronto sanó totalmente. (Inscripción No. 58).

14. 21 de diciembre de 1872. Jonas Paulauskis, un noble de Luokė, región de Šiauliai, en nombre de la luterana Bomila Valantinaitė quien por mucho tiempo ha sufrido de dolor ocular trajo en forma de sacrificio medio rublo. Ella con fe verdadera hizo votos por su sanación a la beata Barbora y se curó en poco tiempo. (Inscripción No. 71).

15. 26 de junio de 1873. Viktorija Paragaitytė del pueblo y parroquia de Endriejavas en la región de Raseiniai, sufría de fuerte dolor en los ojos. Por tres años recibió tratamiento médico, pero la enfermedad no retrocedía. Una noche soñó estar en Žagarė en el sótano de Barbora. Allí le pedía que intercediera ante Dios para que le curara los ojos. Barbora le ordenó a la enferma que se acercara, luego le pasó la mano por los ojos y fue como si se le hubiera quitado un forro de sus ojos. Al despertar Viktorija se sintió mucho mejor, el dolor cesó y su vista volvió a la normalidad. (Inscripción No. 76).

16. 10 de julio de 1873. Magdalena Lydienė del pueblo y parroquia de Viešvėnai, región de Raseiniai, por 16 años había sufrido de fuerte dolor en los ojos. Ningún tratamiento, ni casero, ni comprado en la farmacia logró ayudarle. Así que hizo votos por su sanación a Barbora de Žagarė, pero no cumplió con su promesa. Por eso siguió sintiéndose mal otros dos años. Luego volvió a pedir ayuda a los médicos. Después de curarse admitió que recobró la salud gracias a Dios por medio de la intercesión de la beata Barbora. (Inscripción No. 77).

17. 30 de junio de 1879. Uršulė Pilypaitė del albergue parroquial [para gente destituida y ancianos de la parroquia] de Tauragė de la región de Raseiniai quedó ciega a los 5 años y continuó en este estado por 14 años. Fue tratada por médicos, así como con medicamentos caseros, pero sin ningún resultado. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora al poco tiempo se sintió mejor, pero olvidó su promesa, por lo que volvió a perder la vista. Entonces se acordó que incumplió su promesa, así que llena de fe se empeñó en cumplir su promesa. Al cuarto día su estado mejoró tanto que al llegar hasta Žagarė comprendió estar ya completamente sana. (Inscripción No. 79).

18. 16 de mayo de 1875. Marijona Drazdauskienė del Reino de Polonia, parroquia de Sintautai (?), Diócesis de Seinai, por muchos años vivió sin vista. Por consejo de una niña vecina pidió ayuda a la beata Barbora, prometiendo darle la vuelta de rodillas a su ataúd. Inmediatamente recobró la vista y quedó confundida. No podía creer en sus propios ojos. Desde ese día recobró su vista y desapareció la ceguera que la tuvo afligida por siete años. (Inscripción No. 82).

19. 19 de agosto de 1876. Mačikauskienė de la parroquia de Žigaičiai, pueblo de Pryšmančiai, región de Raseiniai, estuvo ciega por 12 años. Sus ojos estaban muy afectados, la enfermedad los había hecho saltones. Trató de medicarse tanto con medicinas tradicionales, como con medicamentos recetados por los médicos, pero nada le ayudó. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora de Žagarė sintió un alivio inmediato en los ojos y empezó a ver bien. (Inscripción No. 84).

20. 5 de agosto de 1883. Pranciška Skiparovova de la ciudad de Akmenė por cinco años estuvo afligida de un dolor ocular inhumano. Los médicos le sugirieron extirpar un ojo y proteger de esta manera el otro contra la ceguera. Pranciška no aceptó hacerlo. Entonces su mamá le empezó a decir: "Ves que los tratamientos médicos ya no te pueden ayudar en nada. Hay que pedirle ayuda a Dios por medio de sus santos milagrosos y con mucha fe hacer votos por su sanación a la beata Barbora quien está sepultada en el sótano de la iglesia. Daras 1 rublo para la misa e irás a pie hasta Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua). Al hacer esto en plazo de dos semanas cedió el dolor y aunque un ojo no pudo reponerse, el otro sanó completamente. Esto sucedió en las fiestas de San Pedro, el 29 de junio. (Inscripción No. 87).

H60-H95. ENFERMEDADES DEL OÍDO Y DE LA APÓFISIS MASTOIDES

1. 28 de septiembre de 1923. Ona Sukaitė, hija de Mateušas y Ona, del pueblo de Draginiai, parroquia de Papilė, viajó a Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) para cumplir con su promesa a Barbora y agradecerle a Dios por la sanación de su enfermedad de los oídos. La muchacha de 27 años cuenta que por medio año no oía nada y los médicos decían que ella nunca recuperaría su capacidad auditiva. Entonces dejó de usar los medicamentos y sobre las fiestas de Pascua (1923) prometió visitar la tumba de Barbora y orar junto a la misma. No alcanzó a darse cuenta como se calmaron sus oídos y paulatinamente empezó a recuperar su capacidad auditiva. (Inscripción No. 91).

I00-I99. ENFERMEDADES DEL SISTEMA CIRCULATORIO

 1. 30 de julio de 1859. Barbora Urbanavičiūtė, del albergue parroquial de Tytuvėnai, región de Raseiniai, por cinco años no podía levantarse de la cama por estar cubierta de heridas, tanto que los huesos se caían por las heridas. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, famosa por sus milagros, las heridas comenzaron a sanar y en plazo de dos meses pudo empezar a pararse, incluso a caminar. (Inscripción No. 10).

2. 26 de junio de 1860. A Leonas Jonušas del pueblo de Patyriai, parroquia de Endriejavas, región de Raseiniai, le salio una herida ulcerada en la pierna que le causaba un dolor insoportable. Esto duró por un año y medio. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, empezó a sanar inmediatamente. En plazo de seis semanas quedó completamente sano. (Inscripción No. 16).

3. 16 de mayo de 1864. Agnietė Žukauskienė del pueblo de Stripiniai, parroquia de Ylakiai, región de Telšiai, por tres meses sufrió e heridas que le aparecieron sobre las piernas. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, sanó prontamente. (Inscripción No. 31).

4. 6 de julio de 1865. Antanina Suveikaitė de la parroquia de Židikai, pueblo de Salaučiai (?), región de Telšiai, por tres años sufrió el dolor de sus piernas cubiertas de heridas, apenas le quedaban fuerzas para caminar. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, tuvo una mejoría inmediata, desaparecieron los dolores y las heridas empezaron a sanar. (Inscripción No. 37).

5. 5 de junio de 1870. A Ona Baškutė de la parroquia de Užventis, pueblo de Pabutkalnis, región de Šiauliai, después de ser asustada por un perro rabioso sobre sus manos y piernas se le abrieron unas heridas muy dolorosas que se agravaron tanto que se podían ver los huesos. Esto duró cerca de 10 años. Los medicamentos recetados por los médicos y las visitas a diversos lugares sagrados no dieron resultado. Después de donar unas mangas de tela de lino para el vestido de Barbora, inmediatamente empezó a sentir una reducción del dolor y le empezaron a sanar las heridas, quedando completamente sana en seis meses. (Inscripción No. 59).

6. 14 de mayo de 1873. Monika Klimavičiūtė de la ciudad de Varniai, por ocho años padeció de heridas abiertas hasta los huesos sobre manos y piernas. Alguna persona ajena al ver su lamentable estado le recomendó hacer votos por su sanación a Barbora de Žagarė, conocida por sus milagros. Después de hacer esto, Monika empezó a sentirse cada vez mejor, los dolores empezaron a disminuir rápidamente, las heridas empezaron a sanar y en seis meses se cerraron completamente, quedaron únicamente las cicatrices. Una pierna siguió inflamada por un tiempo, pero sin dolor. (Inscripción No. 72).

7. 4 de julio de 1874. Barbora Trinkienė de la parroquia de Papilė, granja de Rudikiai, región de Šiauliai, por varios años padeció de heridas en una de sus piernas. Los médicos decidieron que era imposible sanarla y recomendaron amputársela, porque ningún medicamento surtió efecto. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, la mujer en 3 días sintió una reducción del dolor que la asediaba y las heridas empezaron a sanar. (Inscripción No. 80).

8. 15 de julio de 1923. Michalina Paškevičienė llegó a Žagarė desde la región de Telšiai junto con su madre Marcijona Martinkienė para cumplir con su promesa dada a la beata Barbora. Michalina por cierto tiempo padeció de una terrible enfermedad: en sus piernas se abrían unas heridas gigantescas, los huesos estaban empezando a deshacerse y a salir hacia afuera con un dolor indescriptible. Acudió a los médicos, pero sin resultado. Al saber de la beata Barbora prometieron ir a Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua). Después de rezar junto al ataúd de Barbora, empezaron a lavar las piernas con agua pura. Las heridas empezaron a desaparecer, el dolor a disminuir y la pierna se fortaleció tanto que podía caminar a pie. (Inscripción No. 90).

9. 4 de mayo de 1880. Ieva Bernotaitė de la parroquia de Šilalė, región de Raseiniai por dos años sufrió de dolores inhumanos y heridas abiertas en todo el cuerpo, cosa que no respondía a ningún tratamiento ni a las recomendaciones de los médicos. Tampoco dieron resultado el uso de medicamentos caseros, visitas a lugares sagrados. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora sepultada en los sótanos de la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), las heridas empezaron a sanar y empezó a recuperar la salud. A las tres semanas empezó a realizar todas las labores que le correspondían sin sentir ningún dolor, o debilidad. (Inscripción No. 86).

K00-K93. ENFERMEDADES DEL SISTEMA DIGESTIVO

 1. 15 de mayo de 1856. Konstancija Pšialgovska del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai, llegó a Žagarė para cumplir con su promesa a Barbora. Antes de hacerlo se confesó y se preparó para contar honestamente como por varios meses sufrió por espasmos insoportables, pero que se sintió mucho mejor y se curó después de haber cumplido los votos por su sanación a la beata Barbora. (Inscripción No. 2).

2. 12 de mayo de 1865. Domicėlė Toliušytė de la iglesia filial de Karklėnai, parroquia de Pašilė, región de Raseiniai, gobernación de Kaunas, sufría de un dolor insoportable de los dientes. Después de hacer votos por su sanación a Barbora el dolor cesó inmediatamente. Pero cuando quiso cumplir con su promesa por medio de terceros, y no por si misma, el dolor volvió. Después de ello cumplió una promesa doble. (Inscripción No. 34).

L00-L99. ENFERMEDADES DE LA PIEL Y DEL TEJIDO SUBCUTÁNEO

 1. 15 de mayo de 1859. Agota Girdvainienė del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai desde su niñez padeció de plica polaca, su cara tenía manchas rosadas en forma de cangrejo y padecía de mucho dolor en los huesos. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, empezaron milagrosamente a desaparecer las manchas de su cara y se redujo el dolor de huesos. (Inscripción No. 5).

2. 29 de mayo de 1861. Barbora Banevičiūtė del pueblo de Eigaliai, parroquia de Kurtuvėnai, región de Šiauliai, por medio año sufrió de inflamación de la cara y el cuello. No hubo medicamento que le ayudara. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, la inflamación se redujo. Cuando pensó en no cumplir su promesa le apareció un absceso en su pierna. (Inscripción No. 19).

3. Sobre la cara de la viuda Eufemija Stanevičienė del pueblo de Jurgialaukis (?), parroquia de Seda, región de Telšiai, apareció un absceso que no quería sanar. El médico decidió que ella moriría inevitablemente por causa del absceso. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, enterrada en los sótanos de la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), el absceso se rompió y la enferma se curó. (Inscripción No. 25).

4. 26 de octubre de 1885. A Jonas Klema, un muchacho del pueblo de Vailabai, parroquia de Viduklė, región de Raseiniai, gobernación de Kaunas, sobre la cara le salió un absceso que lo torturó incesantemente todo el año. Se le cayeron casi todos los dientes y no le ayudaron ni los medicamentos que le recetaron los médicos, ni sus recomendaciones, ni las visitas a lugares sagrados. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, empezó a sentirse mejor y se curó completamente en unas semanas. (Inscripción No. 88).

5. 23 de enero de 1886. Barbora Kabelienė del pueblo de Baltrimai, comunidad de Ylakiai, parroquia de Šačiai, región de Telšiai, cuando era bebé fue asustada tanto que en su cara aparecieron manchas dolorosas de color rojo y similares a las manchas de lepra. Los medicamentos recetados por los médicos del hospital regional y los del regimiento militar no dieron ningún resultado, no se logró ni siquiera determinar el nombre de la enfermedad. Un mendigo que alguna vez tuvo una mancha roja similar le contó que Después de hacer votos por su sanación a Barbora en los sótanos de la iglesia de Žagarė quedó sana. La mujer le hizo caso a la sugerencia y Después de hacer votos por su sanación a Barbora, en plazo de tres semanas empezó a sentirse mejor hasta que sanó completamente.. (Inscripción No. 89).

6. 18 de septiembre de 1937. Mikalina Urmonaitė de Žagarė al visitar la casa parroquial de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), contó que en 1914 contrajo una enfermedad de la nariz. Esta se le inflamaba, adquiría un color muy rojo y dolía fuertemente. No fue al médico. Ya muy agotada por la enfermedad en 1927 vino del pueblo de Buivydžiai a Žagarė donde se estaban celebrando las indulgencias de San Pedro. Acudió a confesarse, rezó y al tercer día se curó y lleva 10 años sana. (Inscripción No. 95).

M00-M99. ENFERMEDADES DEL SISTEMA MUSCULOESQUELÉTICO Y DEL TEJIDO CONECTIVO

1. 26 de junio de 1860. Ona Petrauskienė del pueblo de Patyriai, parroquia de Endriejavas, región de Raseiniai, veinte años padeció de dolor en las piernas. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, empezó a mejorar inmediatamente y el dolor cesó completamente. (Inscripción No. 15).

2. 28 de mayo de 1861. Domicėlė Sulaitė de la ciudad de Plungė, región de Telšiai, por muchos años padeció de un dolor óseo insoportable. Aunque llevó ofrendas a diversos lugares milagrosos y recibió recomendaciones de médicos, pero nada la pudo ayudar. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, sepultada en los sótanos de la iglesia de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua), pronto sintió una mejoría, cesó el dolor y en plazo de cuatro semanas quedó completamente sana. (Inscripción No. 18).

3. 17 de junio de 1861. Vincentas Jordanas del pueblo de Gedaičiai, parroquia de Tirkšliai, región de Telšiai, por varios años padeció de dolor de las piernas. Las recomendaciones médicas no lograron ayudarle. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, famosa por sus milagros, inmediatamente se curó. (Inscripción No. 22).

4. 29 de junio de 1861. Barbora Vaseraitė del pueblo de Paukis, parroquia de Seda, región de Telšiai, medio año padeció de inflamación de las piernas lo que le causaba un dolor insoportable. Después de hacer votos por su sanación a la beta Barbora en los sótanos de la iglesia de Senoji Žagarė, se curó inmediatamente. (Inscripción No. 23).

5. 26 de mayo de 1862. Leonas Račkauskas del pueblo de Visdargiai, parroquia de Kuršėnai, región de Šiauliai, sufrió de una hernia y por recomendación de un médico homeópata uso unos medicamentos que no le ayudaron en nada. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, se curó en plazo de dos meses. (Inscripción No. 24).

6. 26 de agosto de 1862. Ieva Šaveskytė de la parroquia de Viduklė, región de Raseiniai, cinco años estuvo enferma: se le inflamaron las piernas, llenándoseles de manchas rojas, con dolor en las manos, pasando a la cabeza, posteriormente a todas las articulaciones y tendones. El tratamiento médico no tuvo efecto. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, inmediatamente sintió una mejoría: se redujo el dolor, desaparecieron las manchas y se redujo la inflamación de las piernas. En plazo de seis semanas se curo casi totalmente y logró viajar las quince millas hasta la iglesia para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 28).

7. 28 de junio de 1865. Barbora Steponavičiūtė del pueblo de Gonplaukis, parroquia de Rietavas, región de Telšiai, por un año sufrió de fuertes dolores en manos y piernas. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, sintió una mejoría inmediata, los dolores se calmaron y pronto pudo venir hasta Žagarė para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 36).

8. 1 de febrero de 1868. Anastazija Lukšienė del pueblo de Šaukliai, parroquia de Mosėdžiai, región de Telšiai, por tres meses sufrió un dolor insoportable en la articulación de la cadera y la pierna derecha. El dolor la hacía sufrir tanto que por ocho semanas no podía acostarse de lado. Alguien le dijo que en el pueblo de Seda hay una doctora que cura exitosamente diversos dolores y aquejamientos. Inmediatamente partió donde ella, pero no podía ni sentarse en la carroza por si misma. La doctora le dio de tomar un polvillo y le recomendó una crema para frotar las partes adoloridas. Después de usar el polvillo le dio mucha debilidad y pensó que no resistiría, que moriría antes de volver a la casa. El hijo quien la estaba llevando le pidió que hiciera votos por su sanación la beata Barbora de Žagarė, famosa por sus milagros. Cuando el hijo y su madre lo hicieron, al instante la enferma sintió una gran mejoría. Incluso se comió un roscón y se sintió mucho mejor. Al entrar en el patio de la casa los familiares querían tomar a la enferma con apoyos especiales, tal cual la habían dejado ir. Entonces ella les dijo: "déjenme mostrarles que puedo bajarme de la carroza sin vuestra ayuda". Y lo demostró. Posteriormente por la noche pudo dormir sobre cualquier lado. Esta sanación milagrosa la relató ella misma al llegar a Žagarė para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 40).

9. 24 de septiembre de 1869. Barbora Vaičiūnaitytė del pueblo y parroquia de Girkalnis, distrito de Raseiniai, sufría de dolores intolerables en las articulaciones de todo el cuerpo y nada lograba ayudarle. Entonces hizo votos por su sanación a la beata Barbora. El dolor de articulaciones cedió inmediatamente, pero se le pasó a la cabeza. Estaba tan enferma que no pudo cumplir con la promesa dada y se quejaba de ello con sus amigas. A las cuatro semanas una noche en sus sueños se le apareció Barbora acompañada de una corte de santos, le abrazó la cabeza y le dijo: "solo ve donde prometiste ir al hacer votos por tu sanación". Al despertar sintió que ya no le dolía ni la cabeza, ni las articulaciones. Cumplió su promesa sin sentir ningún dolor. (Inscripción No. 49).

10. 24 de octubre de 1869. Anelė Vaitkevičiūtė de 42 años del caserío de Petrošiai, parroquia de Šiaulėnai por dos años padeció de reumatismo en ambas manos y dedos. No podía extender las manos. Acudió a consulta médica. Estos decían una sola cosa: no hay cura para el reumatismo. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, sintió una mejoría inmediata: podía controlar sus dedos y los dolores reumáticos se calmaron paulatinamente. (Inscripción No. 50).

11. 15 de junio de 1870. Elena Čerbaitė del pueblo de Bambalai, parroquia de Užventis, región de Šiauliai, sufría de dolor intolerable en las piernas por causa del cual llevaba siete años sin poder caminar. Usó medicamentos recetados por muchos médicos, pero en vez de mejorar los dolores eran cada vez más intensos. Las visitas a lugares milagrosos tampoco daban resultado. Después de entregar como ofrenda a Barbora un par de medias, sintió una mejoría inmediata. El dolor cesó en una semana y ella se fortaleció tanto que pudo ir sola hasta la iglesia localizada a 10 kilómetros y llevar la ofrenda prometida. (Inscripción No. 60).

12. 16 de junio de 1870. Antanas Barkus del pueblo de Žiburiai, parroquia de Seda, región de Telšiai, por dos años sufrió de dolor intolerable en las piernas. Los medicamentos caseros y recomendaciones de los médicos no dieron ningún resultado. Una noche en sus sueños se le apareció Barbora y le preguntó si quiere estar sano. Entonces se quitó sus medias tobilleras y se las puso en sus piernas. Después dijo: "ven hasta Žagarė y tráeme mis medias tobilleras". Al despertar sintió que no tenía ningún dolor y estaba completamente sano. Al llegar a Žagarė le agradeció a Dios por haberlo sanado por medio de la intercesión de la beata Barbora. (Inscripción No. 61).

13. 5 de junio de 1871. Ona Urbonienė del pueblo de Kalvarijos sufría de dolores de piernas inhumanos. Los medicamentos que tomó por seis meses no lograron ayudarle. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, el dolor cesó inmediatamente y la mujer quedó sana. (Inscripción No. 64).

14. 3 de junio de 1873. Liudgarda Butkevičiūtė del pueblo de Tičinai, parroquia de Seda, región de Telšiai, sufría de un dolor de cabeza y huesos inhumano, además se le inflamo la nariz. Esto duró dos años. Los medicamentos no lograban ayudarle. Por sugerencia del alguien acudió a la beata Barbora, prometiéndole visitarla si se curaba prontamente. Desde ese instante sintió disminuir el dolor hasta que se sanó completamente. (Inscripción No. 74).

15. 3 de junio de 1929. Ona Jonaitytė un muchacha de veinte años del pueblo de Rozalimas desde pequeña estuvo enferma: no controlaba sus articulaciones y no pudo caminar hasta los 5 años. Los tratamientos con baños especiales la fortalecieron un poco, pero era tan débil que apenas se movía, se caía inmediatamente. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora se fortaleció mucho, hasta tanto que pudo llegar desde Rozalimas a Žagarė a pie en un día y medio. (Inscripción No. 94).

N00-N99. ENFERMEDADES DEL SISTEMA GENITOURINARIO

 1. 29 de junio de 1869. Ona, hija de Elžbieta Stumbrienė del pueblo Auksūdis, parroquia de Laižuva, región de Šiauliai, estuvo enferma en forma permanente por un año, sufriendo dolor de estómago intolerable, cual si fuera una tuberculosis con asfixia, y esporádicamente - retención de orina. Los medicamentos no lograban ayudarle a la niña y la mamá ya no sabía que hacer. Entonces tuvo la idea de hacer votos por su sanación a la beata Barbora de Senoji Žagarė, famosa por sus milagros. Después de ello la hija sintió una mejoría inmediata botando una piedra (cálculo) de sus entrañas, lo que finalmente era la causa del malestar. (Inscripción No. 45).

O00-O99. EMBARAZO, PARTO Y PUERPERIO

1. 16 de agosto de 1859. Petronėlė Venckienė del pueblo de Gečaičiai, parroquia de Kalvarijos, región de Telšiai, después de un parto difícil estaba en un muy grave estado de salud. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, famosa por sus milagros, sintió una mejoría inmediata y empezó a sanar. (Inscripción No. 11).

Q00-Q99. MALFORMACIONES CONGÉNITAS, DEFORMACIONES Y ANOrMALIDADES CROMOSÓMICAS

 1. 2 de mayo de 1853. Ona, esposa del noble Liudvikas Moscickis, de la casa señorial de Maldeniai en la parroquia de Tryškiai, región de Šiauliai, declaró que su enfermedad conforme a la ciencia médica era incurable: habiendola padecido por más de un año y probado diversos medicamentos sin ningún resultado. Después de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, sintió un alivio inmediato y se curó completamente. (Inscripción No. 1).

2. 19 de enero de 1871. Bronytė, hija de la hermana de Marijona Goštautaitė del pueblo de Šimuliai, parroquia de Kuliai, región de Telšiai, desde su nacimiento fue de apariencia muy débil y una cabeza que parecía nudosa, sufriendo permanentemente de un dolor de piernas inhumano. Esto duró aproximadamente 4 años. Ni los medicamentos caseros, ni ningún tratamiento médico brindaban la más mínima esperanza. Después de hacer votos por su sanación a Barbora, Bronyte inmediatamente sintió una mejoría milagrosa, cesaron los dolores y la niña empezó a fortalecerse, sanando completamente en poco tiempo. El viaje a Žagarė para cumplir con la promesa dada en sus votos Bronytė lo hizo con su tía, llegando para rezar junto al sepulcro de Barbora en el sótano de la iglesia y escuchar la Santa Misa, con fin de agradecerle a Dios por la salud concedida por intercesión de Barbora. (Inscripción No. 62).

3. 27 de enero de 1871. Janis Brinkis, un letón del pueblo de Alkiškės, parroquia de Akmenė, región de Šiauliai, criaba a su hijo de 2 años Augustinas quien ha estado enfermo casi desde su cuna. Los medicamentos de hierbas medicinales, ni las recomendaciones de los médicos no tuvieron resultado. Mientras vivía en Samogitia entre gente católica escuchó sobre la milagrosa beata Barbora en Žagarė. Por lo tanto hizo el voto por la sanación de su hijo, prometiendo presentar una ofrenda de un rublo y teniendo mucha fe que su hijo sanaría. Eso fue lo que sucedió. El niño empezó a sentirse mejor inmediatamente hasta que sanó completamente. (Inscripción No. 67).

4. 20 de junio de 1874. Petronėlė Kazlauskaitė del pueblo de Pašatrija, parroquia de Luokė, región de Telšiai, no podía caminar llegados los tres años desde su nacimiento. Después de que se hicieran votos por su sanación a la beata Barbora, en cuatro días la niña empezó a caminar. (Inscripción No. 78).

5. 5 de junio de 1871. Ona Labžentienė del pueblo de Kalvarijos, región de Telšiai, por seis meses padeció de hidropesía. Estaba tan mal que no podía controlar su propio cuerpo, de la debilidad estaba semimuerta. Alguien sugirió cintar a la enferma con una cinta de la beata Barbora. Después de este acto la hidropesía empezó a reducirse inmediatamente, cedió el dolor en las piernas y la mujer se curó. (Inscripción No. 63).

S00-S98. Lesiones, heridas, intoxicaciones y otros factores externos

 1. 25 de abril de 1925. Barbora Milevičienė del pueblo de Purviai, parroquia de Papilė, contó en la casa parroquial de Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) que Jonas Lastauskas, hijo de quince años de su hermana residente en Akmenė, en el año 1894 estando en el pueblo Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) recibió una bala en el pecho. Fue llevado a Joniškis a consulta médica, pero estos decidieron que al muchacho no le quedaban más de tres horas de vida. Jonas al escuchar esas palabras empezó a suplicarle a Barbora su ayuda. Como estaba tan débil pronto se durmió. Por la mañana al despertar se sintió bien: la herida ya no le dolía y la bala en su cuerpo tampoco le causaba ninguna incomodidad. Los médicos lo dieron de alta inmediatamente. La bala quedó en su cuerpo, pero no fue causa de ningún riesgo para su vida. (Inscripción No. 92).

 Z00-Z99. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL eSTADO DE SALUD

 1. 12 de mayo de 1865. Kotryna Toliušytė de la iglesia parroquial filial de Karklėnai, parroquia de Pašilė, región de Raseiniai, durante dos años sufrió de un fuerte dolor en los senos y gran debilidad, incluso hasta el desmayo. Estaba tan débil que ni siquiera podía caminar. Despues de hacer votos por su sanación a la beata Barbora, empezó a sentirse mejor. (Inscripción No. 33).

2. 22 de septiembre de 1869. Domicėlė, esposa de Jonas Paulauskis de la parroquia de Plungė, región de Telšiai, por siete años sufrió de debilidad: súbitamente se le subía la fiebre, después de la cual quedaba muy débil. Ella cumplió con todas las órdenes médicas, sin importar el costo, pero no logró una mejoría. También visito muchos lugares conocidos por sus milagros. Finalmente solicitó ayuda a la beata Barbora. Después de esta acción la debilidad desapareció al poco tiempo. Ella relató este hecho al venir a cumplir el voto que hizo: encargar una Santa Misa y orar junto a la tumba de Barbora. (Inscripción No. 48).

3. 6 de junio de 1871. Domicelė Urbonienė del pueblo de Paburgės, parroquia de Alsėdžiai, región de Telšiai, por un susto sufrido empezó a padecer de un dolor de cabeza muy fuerte, incluso con pérdida de conocimiento y dolor de estómago. Gasto 7 rublos de plata en médicos, pero no logró mejoría en su salud. Después de hacer votos por su salud a la beata Barbora, tuvo una mejoría inmediata y quedó completamente sana. Quedó sana. (Inscripción No. 65).

4. 16 de junio de 1872. Barbora Kontrimaitė del pueblo de Lozoriai, parroquia de Rietavas, región de Raseiniai, por ocho años sufrió de atrofia corporal y gran debilidad. Por mucho tiempo usó los medicamentos recetados por los médicos, al igual que diversos remedios caseros, pero sin ningún resultado positivo. Visitó lugares considerados milagrosos, también sin mejoría en su salud. Después de hacer votos por su salud a la beata Barbora, famosa por sus milagros, inmediatamente se sintió mejor y quedó completamente sana. (Inscripción No. 69).

5. 28 de junio de 1872. Antanina Šaltanienė del pueblo de Sodalė, parroquia de Kražiai, región de Raseiniai estuvo enferma por 3 años. No podía levantarse de la cama y sufría de fuertes dolores en todo el cuerpo. La enfermedad se agravaba continuamente y no había medicamento que la ayudase. Una noche en sus sueños escuchó una voz que le dijo: "viaja a Žagarė donde la beata Barbora y te sanarás". Creyendo en su sueño decidió visitar ese lugar. Los dolores empezaron a calmarse y pronto viajó a Žagarė para cumplir con su promesa. (Inscripción No. 70).

6. 25 de abril de 1925. Ona Pračkienė quien residió en Inglaterra por un tiempo, se enfermó gravemente. En 1924 antes de Navidad los médicos le sugirieron hacerse una cirugía, porque en caso contrario no podría seguir viviendo. Ya que la cirugía iba a ser difícil, la mujer renunció a la misma. La madre de Ona hizo votos por su salud a la beata Barbora. La hija también hizo votos a Barbora y la mamá dio gracias a Dios porque su hija se curó y no hizo falta ninguna cirugía. Ambas agradecieron a Barbora por su poderosa intercesión ante Dios nuestro Señor. (Inscripción No. 93).

 CASOS COTIDIANOS

 1. 18 de octubre de 1867. Aleksandra Choževska una viuda de la parroquia de Kražiai, región de Raseiniai, mientras actuaba en capacidad de médica fue atacada por dos bandidos a los cuales por proteger su vida les entregó todo lo que tenía consigo: su dinero y sortija de oro. Pero ellos no querían soltarla y decidieron matarla. Uno la agarró del cuello y el otro se puso a buscar una cuerda. En esos instantes de terror la doctora alcanzó a hacer votos por su via a Barbora. El bandido inmediatamente pareció congelarse, la mano en su cuello se aflojó, aunque con la segunda seguía teniendo a la mujer de su abrigo, aunque sin mucha fuerza. Restaurada por la esperanza que le dio Barbora la milagrosa, la doctora con sus últimas fuerzas se salió del abrigo escapando de las garras del bandido y dejándole el abrigo al mismo y escondiéndose ella en el bosque en medio de la noche.

Desgracia de la doctora

En cumplimiento de su deber viajaba por el bosque,

hace muy poco, fue este verano.

Atardece, la luz del sol se apaga,

llega la noche - la situación se hace grave.

Así pensaba en ese entonces,

los pensamientos se entrelazaban con la oscuridad,

cuando el bandido atrevidamente la agarró por su cuello.

Apenas logró pronuncias - "¡Jesús! ¡María!"

Trató de salvar su vida,

les entregó plata y oro en cantidad,

pero nada ayudó, dijeron tener que ahorcarla.

Uno la tiene agarrada y grita: "¡Hay que sacar la soga!"

- Santa Barbora, famosa por tus milagros,

a todos ayudas, defiende esta viuda,

pronunció urgentemente su nombre santo,

sintió de inmediato, que los hombros quedaron libres.

Habiendo recibido el signo de la ayuda de los santos,

escapó de las garras de los terribles asesinos.

Dios bondadoso, te agradezco,

que por tu voluntad me libré del peligro.

La Providencia Divina ayudó milagrosamente,

y yo prometí contárselo a la gente

Ahora y siempre y por los siglos

cada mañana al levantarme hasta que cierre los ojos.

(Inscripción No. 39).

2. 14 de diciembre de 1940. Marija Scholastika, una monja de Kaunas (de la hermandad de las Hijas del Inmaculado Corazón de la Virgen María) al llegar a la casa parroquial del pueblo Senoji Žagarė (en esp.: Žagarė la Antigua) dijo que en su convento en Kaunas estuvo la hermana Teresa de 21 años de edad. Ella se estaba preparando para su consagración monástica. Pero antes de eso realizó un retiro espiritual de 8 días que terminó el 8 de diciembre a las 2 de la tarde. Teresa por la mañana dio sus votos monásticos y quería ir a la iglesia a la adoración, pero por orden de la hermana mayor al estar algo enferma se acostó a descansar y ese mismo día, a las seis y media de la tarde, falleció. En la noche del 8 al 9 de diciembre Teresa se le apareció a la hermana mayor en su sueño. Al preguntarle a ella "¿A quien tenemos que rezar por nuestra patria, Lituania?", Teresa contestó: "Ustedes tienen su santa Barbora Žagarietė, acudan a ella". Al despertar la hermana mayor no se acordaba ni del nombre, ni del apellido de la santa, porque nunca había escuchado de Barbora de Žagarė. Por mucho tiempo no le mencionó a nadie su sueño. El 9 de diciembre el subconsciente de la hermana mayor parecía repetirle que el nombre es Barbora. Posteriormente esto fue confirmado por el padre Kudirka, quien sabía de la beata Barbora de Žagarė. Con fin de informar sobre este suceso y orar fui enviada por la hermana mayor de nuestro convento. Hecho registrado por el sacerdote K. Gedvila. (Inscripción No. 97).

 


III PARTE

CASOS DE BONDADES DE DIOS

ATESTIGUADAS DESPUÉS DE 1940[2]

F00-F99. TRASTORNOS PSIQUIÁTRICOS Y DE COMPORTAMIENTO

1. Stasė Daunoraitė-Grinienė (nacida el 14-11-1956):

Mi amiga Rūta era viuda. Ella criaba un hijo llamado Laurynas. Ella tenía dificultades de comunicación con su hijo y se le dificultada criarlo. Laurynas ha tratado de envenenarse 3 veces. Precisamente se estaba festejando la despedida del sacerdote Vytautas Grigaravičius, era su última misa. Junto con mi esposo visitamos a mi amiga en su casa. Encontramos la llave del gas abierta. Laurynas ya estaba inconsciente. Junto con mi esposo sacamos a Laurynas de la habitación. El tenía apenas 14 años. Ese día fue abierto el sótano de Barbora. Rogué a Barbora que le ayude a Laurynas a arreglar su mundo interior y encontrar el camino de su vida. Sencillamente lloré de rodillas de tanto rogarle. Laurynas aunque en forma paulatina, pero cambió fuertemente. En Šiauliai adquirió primero un título universitario, luego otro. Para mí Dios es demasiado grande y yo demasiado pequeña para dirigirme a el directamente. Barbora para mi fue como una hermana invisible, pero que siempre está a mi lado. Sentía su ayuda. Mi Fe a Dios primero que todo pasaba por Barbora.

Žagarė, 11-08-2006

2. Liucija Domicelė Ginkutė (nacida el 02-01-1935):

Vivo en Skaistgiris desde 1966. Fue la sexta hija en mi familia. Mi papá estaba enfermo: un caballo le había golpeado y partido una mano. Por eso nadie tenía tiempo de cuidarme atentamente y no perderme de sus ojos. Desde pequeña tenía que pastorear los gansos. Una vez sacamos a los potros afuera. Esa vez por asustarme de un potrico no volví a la casa. Tenía apenas seis años. Por el susto quedé minusválida: se me introdujo la erisipela en la cadera. Después el susto me pasó a la cara. Se me cayeron terriblemente los párpados y se me engrosaron mucho los labios (como si estuvieran inflamados). Mi cara se volvió terrible. Me escondía en la casa para que no me miraran los vecinos. Aproximadamente a los 14 años escuché a una vecina contar que en Žagarė está la doncella milagrosa Barbora. Ya que la guerra ya había terminado, yo sin decirle nada a nadie un día me fui a Žagarė. Le pregunté a la gente donde podía encontrar a Barbora y estuve rezando mucho tiempo en el sótano, rogándole a Barbora que me cure la cara. Ni se me ocurrió pedirle que también me cure la pierna. Lo que más me importaba era la apariencia de mi cara. Lo crean, o no lo crean en un mes mi cara se normalizó. Mis ojos y labios adquirieron una apariencia normal y no inflamada. Estaba muy agradecida con Barbora. Tristemente mi padre ya había fallecido, así que no pudo ver mi felicidad.

Žagarė, 11-08-2006.

H00-H59. ENFERMEDADES OCULARES Y SUS ANEXOS

  1. 1.Valentina Adomaitytė-Janutienė (nacida el: 12-02-1932):

Stanislova Jonutytė contaba que en Žagarė vivía un niño ciego. Los médicos no lograban vencer su ceguera. El niño fue salvado de una ceguera eterna por la oración de su madre a Barbora. El milagro sucedió sobre 1927. Entonces la mamá vendió una vaca y la plata la dio como ofrenda a la iglesia en forma de agradecimiento por la recuperación de su vista. Antes de sus exámenes y el 1 de septiembre los estudiantes le daban varias vueltas al ataúd de Barbora en el sótano de la iglesia, cuyo piso estaba hecho en ladrillo. Tanto profesores, como alumnos visitaban el ataúd de Barbora y todos rezaban seriamente junto al mismo.

2. Sacerdote Jordanas Urbonas (nacido el 24-09-1959): los residentes de Žagarė me contaron sobre la sanación milagrosa de una mujer ciega del pueblo de Usoniai, región de Raseiniai. Esa historia data la época del presidente Smetona.

3. Emilija Vasiliauskaitė-Žemeckienė (nacida el 26-10-1920):

Mi mamá me ha contado que una viejita de Žagarė estaba ciega y ya no podía caminar. La viejita oraba junto a Santa Barbora y empezó a ver y a caminar sin ninguna cirugía. Todos decían entonces que eso era un milagro. Sucedió sobre el año 1936.

Žagarė, 06-08-2006.

 

L00-L99. ENFERMEDADES DE LA PIEL Y DEL TEJIDO SUBCUTÁNEO

1.Liudvina Kigaitė-Baltulienė (nacida el 05-03-1925):

M hermana tenía en la cara una mancha grande. ¡Tantos médicos que se visitó y tantos medicamentos que se tomaron! Nada le ayudó. Mamá le sugirió rezarle a Barbora. Ella lo hizo. No alcanzó a darse ni cuenta como la mancha desapareció. Probablemente eso pasó antes de la guerra.

Žagarė, 10-08-2006.

O00-O99. EMBARAZO, PARTO Y PUERPERIO

1.Stasė Daunoraitė-Grinienė (nacida el 1956-11-14):

        Mi mamá estaba embarazada cuando le apareció un tumor en el útero. Es decir simultáneamente estaba embarazada y tenía cáncer de útero. Los médicos le dieron la elección: operarse, o llevar a término a su bebé sin tocar el tumor. Yo tenía cinco años. Me acuerdo que mi mamá rezaba junto al ataúd de Barbora y lloraba mucho. Renunció a la cirugía. En 1962 dio luz exitosamente a mi hermana Vida. El tumor desapareció por si solo.

Žagarė, 11-08-2006.

S00-S98. Lesiones, heridas, intoxicaciones y otros factores externos

  1. 1.Juozas Adomaitis (nacido el 1928-06-07):

La compuerta lateral del remolque del tractor se cayó sobre mi pantorrilla. Me pelo completamente el hueso. Fui tratado en la sección quirúrgica del hospital de Jonišksi. El cirujano Bendikas (quien sigue trabajando en el hospital de Joniškis) me dijo sinceramente que no sabe que más se puede hacer y que otro tratamiento aplicarme. Me sugirió amputarme la pierna. Al rezar oré a Barbora. La enfermera Jasaitienė del pueblo de Žiūrai me trató la pierna con hierbas medicinales colocándolas sobre la herida. La pierna se curó en plazo de un año. Agradeciéndole a Barbora fui a visitarla en el sótano de la iglesia y rezar junto a su ataúd y dedicándole una ofrenda. Estando allí, otra vez admiré su ataúd que al parecer fue hecho por un herrero.

Žagarė, 06-08-2006.

 

Z00-Z99. FACTORES QUE INFLUYEN EN EL eSTADO DE SALUD

1.Aleksandra Vingenskaitė (nacida el 1914-10-04):

En la época soviética, cuando la ideología ateísta estaba fuertemente establecida sucedió un evento imborrable. Dos hermanos y una hermana llegaron a visitar el sepulcro de Barbora. Ellos oraban en la iglesia rogando bondad de Dios. Al encontrarse al párroco le contaron su historia: la hermana tiene una enfermedad incurable; una mujer que yacía en otra cama en la misma habitación del hospital le dijo: "si fueran a Žagarė donde Barbora, todos quedarían sanos". Entonces la hermana pensó: "Si obtuviera aunque sea un pequeño pedacito del vestido de Barbora, estoy segura que me curaría". La Fe en el poder de Barbora tuvo un resultado positivo. La hermana después de curarse junto con sus hermanos fueron a Žagarė a agradecerle a Barbora. En ese entonces el párroco de Žagarė era el sac. Povilaitis, nacido en 1902. El contó todo lo que le relataron los viajeros en su sermón a la gente durante la misa. Los gobernantes soviéticos empezaron a preocuparse, pero los hermanos de la muchacha eran personas importantes en el partido comunista, así que lograron callar la noticia de la cura milagrosa de su hermana y calmar el escándalo ideológico que se estaba formando.

Žagarė, 06-08-2006.

A00-B99. ALGUNAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS Y PARASITARIAS

  1. 1.Sofija Lažinskaitė, profesora (hermana del sacerdote Petras Lažinskas):

Era el año 1942. Yo, una chica de dieciocho años fui operada de amigdalitis. Después de la cirugía apenas podía abrir la boca, tenía dificultad en masticar la comida. A los dos meses empezó un dolor cerca del oído izquierdo, mas precisamente en la esquina de la mandíbula inferior. En la cara me empezó a crecer un tumor. Ya que no desapareció en dos semanas fui hospitalizada en un hospital en Kaunas. Los médicos me diagnosticaron una enfermedad infecciosa de absceso crónico muy rara - actinomicosis. El tratamiento con antibióticos no fue suficiente. Después de la irradiaciones con rayos X por un tiempo me dolía el cuello y la cara, en la parte izquierda de la cara uno después del otro salían a la superficie tumores. Los médicos los cortaban, metían un drenaje para que salga la materia y el proceso seguía y seguía. Por las noches no podía dormir así que salía al pasillo con un rosario en las manos. Allí le rezaba y rogaba al Sagrada Madre de Dios de Lourdes que me diera salud. En mis oraciones le pedía a todos los santos que me acordaba que intercedieran por mi. Transcurrieron dos meses y seguía sin curarme (la medicina no es capaz de explicar la causa de esta rara enfermedad, por lo tanto es imposible seleccionar un tratamiento adecuado) así que fui dada de alta del hospital. Mi hermano, el sacerdote Petras, quien trabajaba en Kaunas asumió mi cuidado. En el hospital de la cruz roja de Kaunas fui operada nuevamente, pero por otro cirujano. Me demoré mucho en recobrar la conciencia después de la anestesia. Mi salud seguía sin mejorar. Nuevamente fui dada de alta del hospital sin hacer sido curada. A mi hermano, el sacerdote Petras el médico le dijo: "En el extranjero tal vez podrían curarla, pero nosotros no tenemos lo necesario para ello" y le recalcó a mi hermano Vytautas: "Llévense a su hermana, que su enfermedad es incurable". Volví a vivir con mi hermano el sacerdote Petras. Mi mamá me cuidaba. La enfermedad seguía avanzando, la piel de mi pecho se estaba haciendo de un color rosado azulado, empezó una infección del oído. Los médicos otra vez confirmaron que mi situación no tiene esperanzas. Solo prescribieron rivanol para lavar las heridas. Permanecía acostada, ya no podía caminar. Vino a visitarme mi hermano Romualdas quien vivía cerca del pueblo de Siesikai. Lleno de tristeza contaba a sus conocidos en Kaunas lo desesperado de mi situación. Resulta que entre esos conocidos había no solo gente comprensiva, sino compasiva. Ellos le ofrecieron a mi hermano una reliquia de Barbora Žagarietė. Romualdas la trajo, pero siendo muy sensible y como no quería mostrar sus lágrimas, entregó la reliquia a mi mamá para que ella me la entregue. Mi mamá me contó sobre Barbora Žagarietė. Todos se llenaron de esperanzas. El hecho que finalmente logré curarme de mi enfermedad solo cabe a una razón: "¡Gloria a Dios en el Cielo! ¡Gloria a Barbora Žagarietė por cuya intercesión Dios escuchó nuestras súplicas y fui curada!" En un libro médico tuve la oportunidad de leer lo siguiente sobre la actinomicosis: "Puede haber una mejoría temporal, pero al año la enfermedad tiene una recaída y termina con la muerte del paciente". Gracias a Dios han pasado 44 años y sigo viva.

El testimonio fue registrado el 7 de marzo de 1986.

 

CASOS COTIDIANOS

Paulius Guga (nacido el 1873-1971):

Los samogitianos desde tiempos antiguos adoraban a Barbora como una santa y viajaban en grandes grupos a orar junto a su ataúd. El obispo M. Valančius se esforzó que Roma investigara los milagros relacionados al nombre de Barbora y que el Papa la canonizara, es decir que la declarara una Santa. Este proceso fue interrumpido por la revolución de 1863 que fue reprimida por el gobierno zarista y entre otras represiones a la nación por la revolución empezó a obstaculizar el culto y adoración de la gente hacia Barbora Žagarietė. En 1886 se ordenó tapar con un muro la entrada al sótano de la iglesia donde yacían su restos mortales. Pero no pensaron en las ventanas enrejadas. Estas siguieron siendo accesibles a la gente y venía mucha gente a rezar junto a ellas. En 1889 se ordenó tapar completamente con ladrillos dichas ventanas. En presencia del jefe de policía de Joniškis un grupo de albañiles cumplió con dicha orden. Este acto coincidió con el festejo de unas indulgencias en Žagarė. Los creyentes protestaban, se resentían y lloraban por ello. Sin importar la separación de Barbora de la gente y de las demás restricciones impuestas, la gente venía a visitarla no solo de Samogitia (Región étnica de Lituania) si no también de Aukštaitija (Región étnica de Lituania), Dzūkija (Región étnica de Lituania) y otras regiones de Lituania e incluso Letonia, reuniéndose junto a las puertas y ventanas tapadas con muros de ladrillo para contarle a Barbora sus problemas y pedirle su ayuda, o agradecerle con una oración sincera las gracias recibidas de Dios. Allí vivía la esperanza que fortalecía el cuerpo de los enfermos y el espíritu de los sanos. Mucha gente podría confirmar sin ambigüedad alguna que sus llamados y oraciones a Barbora no fueron en vano. Uno de tales ejemplos es la terrible desgracia de mi hermana mayor Irena Radzivovienė y su final milagroso. Mi hermana Irena vivía en la granja Zvanagala, de la parroquia de Vaškai, región de Pasvalys. En 1909 en la época de los grandes trabajos alguien le robó a su hijo de seis meses, mi ahijado. Por varios días se le buscó en todos lados, tanto personalmente, como con ayuda de la policía, pero sin resultado. La mamá todo el tiempo corría a todas partes y lloraba como loca. De tanto sufrimiento y llanto hasta ensordeció. Viendo que la búsqueda no tenía esperanza de tener éxito mi hermana se fue sola y a pié cien kilómetros hasta Žagarė para rogarle a Barbora su ayuda. Volvió a la semana feliz, llevando en sus brazos a su hijo. Caminó hacia Žagarė en línea recta por los pueblos de Žeimelis, Kriukai, Joniškis y Skaistgiris. Después de rezar de todo corazón y lavar con sus lágrimas sus súplicas, mi hermana Irena inició su viaje a casa. Pero al volver y pasar por el pueblo de Žeimelis por alguna razón decidió pasar por Linkuva alargando de esta forma su trayecto otros 20 kilómetros. Precisamente en Linkuva ella escuchó a la gente hablar de una mujer que dio luz a un niño crecido... Mi hermana inmediatamente corrió a la casa de la señora y al ver al niño reconoció a su hijo. Obviamente la señora de Linkuva no quiso devolver al niño a las buenas, tocó pedir ayuda de la policía. Luego la mamá se llevó en brazos a su milagrosamente recuperado hijo de Linkuva a Vaškai (20 kilómetros) como si fuera una pluma. El cansancio desapareció como si nunca hubiese existido, aunque en esa semana de búsquedas a pie había recorrida más de 200 kilómetros."

Esto fue testificado por escrito en 1964 por Paulius Guga (1893-1971) hermano de Irena Radzivonienė y el 15-03-2005 por su hija Apolonija Barbora Gugaitė-Nistelienė.

 POR FAVOR ESCRÍBANOS SOBRE LAS GRACIAS RECIBIDAS DE DIOS POR MEDIO DE LA INTERCESIÓN DE LA SIERVA DE DIOS BARBORA ŽAGARIETĖ A LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:

DTBŽbb

Šiaulių vyskupijos kurija

C/ Tilžės 186

LT-76294 Šiauliai

Lituania

Tel.: +370 41 521110

Fax: +370 41 521114

Correo electrónico:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Les expresamos nuestro agradecimiento y solicitamos que junto a sus testimonios nos remitan vuestros datos de contacto.

 NOTA

En caso de descubrir nueva información sobre la vida de la sierva de Dios Barbora Žagarietė, la información del presente documento será actualizada.

ENLACES

Para mayor información sobre la sierva de Dios Barbora Žagarietė busque en los siguientes vínculos de Internet:

http://www.barbora-zagariete.lt/

http://angelorum.lt/

http://siauliuvyskupija.lt/apie-vyskupija-2/iskilios-asmenybes/

 

MAPAS

 MAPA DE LITUANIA, ŽAGARĖ

 

MAPA DE LOS PAÍSES BÁLTICOS

 

Eugenijus Bartulis,

Obispo de la Diócesis Šiauliai

Tribunal de beatificación de la sierva de Dios Barbora Žagarietė (DTBŽbb)

25 de mayo del año del Señor de 2016 – día de conmemoración de la sierva de Dios Barbora Žagarietė en la diócesis Šiauliai

Šiauliai (Lituania

Traducido por el Centro de idiomas y comunicaciones "Mažas Pasaulis", S.L.

 


[1] El libro de registro fue empezado a llevar en época del obispo M. Valančius y complementado en la época de 1860 a 1940. Para más información sobre la fuente ver el artículo de J. Boruta, I. Katilienė y A. Katilius en el Anuario de la academia católica de ciencias de Lituania, Vilnius, año 2000, t. 16, páginas 443-453. Los testimonios usualmente son dados por las personas que experimentaron los milagros indicandose en el libro de regitro varios testigos confiables entre los cuales incluso sacerdotes específicos. Para una descripción más detallada de los casos, léase la fuente indicada anteriormente.

[2] Inicialmente se presentan los testimonios recogidos en las expediciones científicas realizadas en los años 2006-2008. Al final de cada testimonio se indica el lugar (Žagarė) y fecha de registro del evento. Todos los casos fueron registrados por la docente Rasa Račiūnaitė-Paužuolienė. Más adelante presentamos dos testimonios personales: de S. Lažinskaitė y de P. Guga, recogidos de las fuentes indicadas en las observaciones.

 

Volver